El diputado nacional Atilio Benedetti afirmó que la aprobación de la ley de tarifas en el Senado “fue una continuación de lo que ya vimos en Diputados, donde un tema sensible es utilizado absolutamente con fines políticos”.

“Nunca fue agradable -y mucho menos ahora- sincerar el costo de las tarifas que afectan al bolsillo de los ciudadanos, pero es sumamente necesario”, definió el legislador, que también apuntó contra “la unión de los distintos sectores del peronismo para darle un sacudón político al gobierno”.

En relación con las ganancias extraordinarias de las empresas y la falta de inversión, señaló que “es un argumento que pretende cargar culpas sobre el gobierno que está tratando de desactivar años de atrasos y de dificultades”. “Más que las tarifas me preocupa la turbulencia cambiaria porque afecta a la economía real, la devaluación del último mes va a afectar a los bolsillos y a la inflación decreciente que veníamos logrando”, analizó.

Además, explicitó que “el escenario es complejo pero el problema no son las trifas sino poder encontrar el equilibrio fiscal del país, las provincias y los municipios. Este es el desafío hoy de la política después de 35 años de democracia”.

En declaraciones radiales, Benedetti dijo que la aprobación del proyecto sobre tarifas en el Senado “fue una continuación de lo que ya vimos en Diputados, donde un tema sensible es utilizado absolutamente con fines políticos”. “Nunca fue agradable –y mucho menos ahora- sincerar el costo de las tarifas que afectan al bolsillo de los ciudadanos, pero es sumamente necesario; yo ya había adelantado de la unión de los distintos sectores del peronismo para darle un sacudón político al gobierno, y de todas maneras el Presidente tiene clara su decisión y va a vetar esta ley”.

Analizó que “todo este mecanismo de reacomodamiento de la cuestión energética está en marcha, es un tema postergado y el país ha necesitado importar energía en los últimos años, forma parte del déficit fiscal y de los subsidios que está dando el Estado para dar energía barata y esto por encima del control y de las inversiones lo que se busca es achicar el agujero fiscal”.

En relación con las ganancias extraordinarias de las empresas y la falta de inversión, señaló que “hay una cuestión absolutamente objetiva: el país tiene las trifas más baratas de la región y los otros países encuentran el equilibrio –tanto Uruguay, como Chile y Brasil- para ofrecer dentro del elevado costo de producir energía, empresas que tienen un equilibrio en su inversión y sus ganancias. Esto es un argumento que pretende cargar culpas sobre el gobierno que está tratando de desactivar años de atrasos y de dificultades”.

Y agregó que “se debe encontrar un acuerdo básico que nos permita vivir con lo nuestro, que la plata que recauda el Estado alcance y que no tenga que distraer en subsidios que en este caso son significativos para las tarifas de energía”.

“Más que las tarifas me preocupa la turbulencia cambiaria porque afecta a la economía real, la devaluación del último mes va a afectar a los bolsillos y a la inflación decreciente que veníamos logrando; allí tiene que poner los esfuerzos el gobierno para estabilizar la economía y en ese sentido va el tema de las tarifas. Está el efecto de las tarifas y está la depreciación del peso que de alguna manera también va a afectar, así que estoy de acuerdo en que el escenario es complejo pero el problema no son las trifas sino poder encontrar el equilibrio fiscal del país, las provincias y los municipios. Este es el desafío hoy de la política después de 35 años de democracia”, sentenció.

En cuanto a la situación del campo, “el gobierno soslayó e impresionante efecto de la sequía sobre el sector agropecuario que es el que más dólares genuinos genera para el intercambio comercial, y esta falta de dólares que tiene que ver con los compromisos que tiene el país y con el intercambio comercial es lo que produjo el faltante y el desequilibrio cambiario”.

Desestimó la existencia de “un cortocircuito” con las entidades del agro, pero analizó que “cuando a las cuentas fiscales hay que resolverlas, se analizan posibilidades y entre sus primeras medidas el gobierno marcó un claro norte al sector productivo y agropecuario, y hubo algun temor que esas reglas de juego pudieran ser modificar, pero este tema está zanjado políticamente y no se altera el cronograma de disminución de las retenciones”.
Tarifazo Política

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]