La entidad rural señaló que “como en todas las actividades, hay algunos que no cumplen con la legislación y merecen ser castigados”, al tiempo que se aclaró que “no pueden pagar justos por pecadores, ya que hay miles de productores que hacen las cosas bien. Demonizar a los trabajadores rurales a partir de hechos como este es un disparate”, señalaron.

“Meter a todos los productores en la bolsa por algunos que hacen las cosas mal es como pedir la remoción de todos los intendentes porque se descubre que uno es corrupto. O prohibir el tránsito de vehículos porque un conductor haya manejado ebrio. Ello sería tan absurdo como esto”, explicaron.

Desde la SRG remarcaron que “este hecho pone al descubierto una serie de errores, falencias y ausencias. En primer lugar deja en evidencia la actitud desaprensiva de un productor que deberá recibir su sanción. Por otro lado evidencia la falta de controles del Estado provincial y también deja a la intemperie las responsabilidades del gobierno entrerriano y nacional respecto de la ley 27.279 de gestión de envases vacíos de fitosanitarios, ya que más allá de estar reglamentada, no se cumple como debiera, generando serios inconvenientes”.

Por otro lado, lamentaron que el actual presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Urribarri, “en una clara acción de la vieja polítiquería que ya no queremos, cajoneara el proyecto de ley de fitosanitarios, dejando a la provincia de Entre Ríos sin una herramienta actualizada. El exgobernador, por una especulación política, privó a todos los entrerrianos de una normativa que rija la producción. Pero pocos hablan de eso. Y es de una gravedad institucional enorme. Nadie le pide explicaciones. Seguramente debe ser más fácil criticar a los productores”, fustigaron.

Asimismo, remarcaron que “debemos ser claros: no vamos a defender a quienes hacen las cosas mal. Y en cualquier caso similar, donde se encuentren bidones de agroquímicos tirados cerca de un curso de agua, debe realizarse la denuncia ante la Policía, quien a su vez dará participación a la justicia. No obstante ello, la cuestión no tiene que terminar allí porque debiera ser elevado a la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia porque esos bidones son considerados residuos peligrosos y como tales caen bajo la intervención de dicha área”, explicaron.

“Cuando hablamos –continuaron- de que casos como este dejan al descubierto serias falencias del Estado, nos referimos por ejemplo a que respecto de la ley nacional de gestión de envases, lamentablemente el gobierno entrerriano no ha designado aún el órgano de aplicación. Entendemos que sería la Secretaría de Medio Ambiente, pero el gobernador aún no ha firmado el decreto”, observaron.

Para los integrantes de la SRG “este no es un tema menor, porque hay muchas cosas por hacer. La ley establece que quien compre un bidón de agroquímico tiene un año para devolver el mismo, vacío, con triple lavado y perforado a quien se lo vendió a los efectos de seguir la trazabilidad. Este distribuidor a su vez debiera tener un Centro de Almacenamiento Primario para acopiarlos hasta que sea entregado a los Centro de Almacenamiento Transitorio (CAT) que debe poseer el Estado provincial. De allí, iría a un lugar donde se procesa el plástico, para cerrar el círculo. Bueno, estos centros no existen, por lo que los productores deben quedarse casi obligatoriamente con los bidones. En este sentido, nosotros le recomendamos que le hagan triple lavado, los perforen luego y los almacenen a la sombra lejos de un curso de agua o de donde puedan acceder niños. Lamentablemente esta es la situación que vivimos. Tenemos que hacer el esfuerzo para cuidar el medio ambiente porque es responsabilidad de todos. Pero en realidad, la ausencia del Estado es enorme y peligrosa”, destacaron.

Sobre las buenas prácticas agrícolas, agregaron que “también recordamos y pedimos a los productores que se acostumbren siempre a trabajar con las recetas agronómicas de aplicación y las de expendio, ya que son parte de la trazabilidad que debemos cumplir”. Además, instaron a todas las partes “a trabajar para que cada eslabón cumpla su función en pos de una producción segura y responsable. Ojalá que este caso aislado haya servido para que todos reflexionemos: los productores sobre las formas correctas de hacer las cosas y los gobiernos para que agilicen los mecanismos que no funcionan en el marco del cuidado del medio ambiente”.

Por último, remarcaron que “como decimos siempre en todo lo atinente a la faz agropecuaria: resulta necesario que los gualeguaychuenses digamos no a la demonización de los productores, digamos no a la contaminación y digamos sí a la producción con los pies sobre la tierra”, finalizaron.
Piden sanciones

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]