Allí se trabajó en el armado de dos colchones de salvamento, diseñados para contener la caída de una persona de alturas que varían entre los 9 y 12 metros, y aún mayor con riesgos de lesiones de gravedad.

En su facebook, César Gómez posteó que los colchones “no son totalmente inflables, pero amortiguan el impacto directo contra el piso minimizando los daños personales. Miden 3x3 metros y sus bordes son llenados con un cilindro de aire.

Gomez señala más adelante que se simuló una operación de rescate, “que incluyó dos víctimas aprisionadas (muñecos) debajo de un automóvil, para lo cual la dotación debió controlar signos vitales e inmovilizar a las víctimas y trabajar con equipos de expansión neumática para poder retirarlas del lugar donde se encontraban”.
Gualeguaychú

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]