"Me siento ingratamente sorprendido por la abrupta salida del Colegio de Abogados de Gualeguaychú de la Corporación del Desarrollo de Gualeguaychú (CODEGU). La decisión fue tomada por la Comisión Directiva -con disidencia de la primera minoría- en su reunión de esta semana", inicia el abogado Darío Carrazza el texto enviado a R2820, opinando sobre la información que adelantó este viernes este portal de noticias.

"No se nos consultó a los casi 500 matriculados del foro con un plazo de antelación mínimo, sobre todo en un asunto delicado y que, a su vez, no revestía la menor urgencia. Según ha trascendido, la decisión se motivó en que en la Corporación del Desarrollo “se maneja todo, de una manera autoritaria, utilizando la pantomima, para disimular que se realizan debates, cuando todo está resuelto de antemano”. Es cuanto menos una contradicción que la Comisión del Colegio haya resuelto esto así, en modo express, sin -precisamente- haber consultado a sus propios asociados. A esta a estos conceptos difundidos por el propio Colegio, parece que se hubiera visto la paja en el ojo ajeno y no la viga en el ojo propio", señaló Carrazza.

"Además la actitud llama la atención porque no se nos ha informado que haya existido planteos ni posturas de ninguna especie del Colegio de Abogados en el seno de la CODEGU que hayan resultado desatendidos. Ni siquiera un reclamo de que su participación y la de las demás instituciones no era tenida suficientemente en cuenta", continuó.

"El tema requiere de una mayor serenidad y atención. Tenemos que cuidar las instituciones, sean públicas, privadas o mixtas, porque ellas existen más allá de una gestión de un intendente, presidente o comisión directiva. Las instituciones construyen no solo nuestro futuro, sino incluso nuestros espacios de encuentro y acuerdos más allá de los circunstanciales entusiasmos, berretines y pasiones. Son la posibilidad estratégica con que cuenta Gualeguaychú", sostuvo.

Y profundizó: "Pienso que si hay críticas y desasosiegos -siempre legítimos en su consideración- debemos trabajar para mejorar no solo la CODEGU, sino todas nuestras instituciones. Pero ello no se consigue retirándonos de las mismas de golpe, ni creando otras que tengan el mismo fin".

"Sin embargo -insistió- hoy deseo hacer hincapié en la manera apresurada en que se tomó la decisión. No podemos manejar el colegio por impulsos. Debemos ser abiertos, inteligentes y participativos".

"Esta misma opinión sobre la necesidad de que actuemos colectiva y ordenadamente es compartida por numerosos abogados y abogadas de distintas edades, pensamientos políticos, alineamientos gremiales y antigüedades en la matrícula", sumó.

"Por ello les pido a las autoridades del Colegio que revean su proceder y se convoque a una asamblea de los matriculados con la suficiente anticipación para analizar el tema. Así, en esa asamblea, en una o más sesiones, podremos dialogar sobre el presente y futuro del Colegio de Abogado en el seno de la CODEGU, y arribar a una determinación que nos represente a todxs", cerró.
Desacuerdo

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]