El envión anímico que traía el plantel producto de su gran momento en el Súper Rugby no fue capitalizado y Los Pumas empezaron el año con una nueva derrota.

La caída por 20 a 10 a manos de Gales en San Juan resultó, antes bien, una continuidad de lo ocurrido en los últimos tres años.

Lejos de replicar el juego sólido y contundente de Jaguares, los Pumas volvieron a ser inconsistentes y sumaron su 18ª derrota en los últimos 21 partidos. Mucho tuvo que ver la dureza que opuso el Dragón Rojo, especialmente en el punto de contacto, situación en la que los argentinos perdieron infinidad de pelotas, además de que nunca descifraron la granítica defensa británica.

Para peor, en el entretiempo se retiró lesionado Nicolás Sánchez, y apenas iniciada la segunda mitad salió Pablo Matera con lo que parecía ser una lesión importante en una rodilla. Dos baluartes difíciles de reemplazar.

Unas 18.000 personas le dieron un buen marco al estadio San Juan del Bicentenario, pero nunca se contagiaron de lo que proponían Los Pumas en la cancha, donde estuvieron desde el inicio el paranaense Javier ortega Desio y el concordiense Marcos Kremer.

Más bien, parecían mimetizadas con la fría tarde cordillerana. En rigor de verdad, fueron los cerca de mil pintorescos galeses quienes le pusieron calor al partido.

La primera posesión que tuvieron los Pumas terminó en tres puntos por la vía de un penal, y bien habrían hecho en seguir con esa estrategia, ya que no volvieron a sumar hasta el minuto 77, a pesar de jugar casi todo el primer tiempo en los 22 metros de Gales.

Sin embargo, Argentina se empecinó en buscar el line-out y el maul en los siguientes siete penales que tuvo en favor en ese período y una vez y otra chocó con el tackle galés. Siempre se volvió con las manos vacías.

El visitante, que encara esta gira con un equipo semialternativo ya que preservó a sus principales figuras, capitalizó al máximo sus efímeras incursiones en ataque. Golpeó primero con un buen try que incluyó muchas fases y una buena combinación en la punta para que apoyara solo el tercera línea Seb Davies, a los 9 minutos. Más tarde, a los 27, el medio-scrum Gareth Davies se filtró por la cola de un line-out a la altura de las 40 yardas y le sirvió el try a George North. Demasiado fácil.

La segunda mitad presentó con una tónica similar, con la salvedad de que Gales jugó más lejos de su in-goal. Las oportunidades de los Pumas fueron más esporádicas, pero el desenlace fue siempre el mismo: la jugada se frustraba en algún momento. El descuento, por intermedio de Tomás Lezana, llegó recién a dos minutos del final, luego de mucho insistir.

Para el entrenador Daniel Hourcade se trata de un resultado que le cargue más presión, por la acumulación de derrotas, primero, y por la falta de variantes en el juego, después. El próximo sábado, en Santa Fe, tendrá una nueva prueba.
Rugby Los Pumas

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]