El conjunto dirigido por el colonense Daniel Farabello mostró un gran juego de conjunto y fue liderado estadísticamente por Juan Fernández (16 puntos y 12 rebotes) y Federico Copes (16 unidades y seis cristales); el gualeguaychuense Mateo Díaz aportó ocho unidades, cinco recobres y dos asistencias, siendo determinante en el arranque del juego.

Por su parte, el colonense Pedro Frei no tuvo minutos en cancha. Esta es la cuarta ocasión consecutiva en la que el elenco Albiceleste se mete entre los cuatro mejores equipos en este importante torneo: lo logró en 2014, 2016 y 2017 (no participó en 2015). Este jueves, desde las 11.30, se medirá con Lituania.

Argentina comenzó el partido con muy buen semblante. Es equipo estuvo concentrado en defensa, lució confiado y tuvo paciencia para pasarse el balón en ofensiva. Esto se vio reflejado en el marcador con leves ventajas a su favor (6-2 primero y 8-4 después). No obstante, con el correr de los minutos, Turquía ajustó en el costado defensivo y Argentina tuvo problemas para llegar al gol, aparecieron las primeras pérdidas y el dueño de casa pudo dar vuelta el marcador (14-11). Igualmente, con el gualeguaychuense Mateo Díaz incisivo en ataque (siete puntos en el primer cuarto), los dirigidos por el colonense Daniel Farabello llegaron al primer descanso en ventaja (22-20).

Anticipando lo que sería la característica principal del segundo cuarto (la baja anotación), en los primeros dos minutos de este parcial el marcador no se movió. Ambos equipos estuvieron erráticos, especialmente Turquía que falló incluso varios triples completamente abiertos. Argentina se apoyó ofensivamente en el desequilibrio de Federico Copes (siete puntos en el periodo) y llegó a sacar seis tantos de ventaja (31-25) para finalmente imponerse en el cuarto por un doble (9-7) y llevarse cuatro puntos de renta al llegar al entretiempo (31-27).

Al regreso de los vestuarios, el juego fue mucho más dinámico. Turquía se vino con todo y llegó a acerarse a solo un doble. Argentina mostró personalidad y madurez para soportar la reacción de los turcos en medio del sonoro apoyo del público local. Fabio Gauto, con su efectividad desde larga distancia, fue determinante para que los chicos de Farabello se escaparan hasta por 11 puntos (47-36). De todas maneras, el conjunto dueño de casa cerró mejor el parcial y logró acercarse a solo cinco tantos (49-44) al llegar al inicio del último cuarto.

En el desenlace, como era de esperar, Turquía salió a entregar el resto. Dos triples borraron rápidamente la diferencia Albiceleste y el juego pendía de un hilo. En ese momento de mayor tensión, la personalidad del equipo argentino salió a relucir otra vez. Argentina nunca se desesperó, sostuvo la excelente defensa y siempre encontró tiros claros. Llegó a ganar por 12 puntos en el último periodo y supo cerrar el juego para quedarse con la victoria (y el pasaje a semis) por 74-64.

Fuente: Análisis Digital.
Basquet - Mundial U16

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]