Este lunes, en Paraná, comienza el juicio contra los pediatras del Instituto Privado por el robo identitario a los mellizos Valenzuela-Negro durante la dictadura.

Se acusa a los médicos Miguel Torrealday, David Vainstub y Jorge Rossi de haber robado y sustituido la identidad de los mellizos, de los que el varón permanece sin ser ubicado y su hermana será una de las querellantes.

Se trata de una causa histórica porque, por primera vez en nuestra provincia, se juzgará a responsables civiles de la dictadura cívico-militar.

En diálogo con R2820, Sabrina Gullino, la melliza que recuperó su identidad y busca a su hermano, demostró sus esperanzas en llegar a la verdad. "Tengo muchas expectativas con respecto a este juicio oral y público donde van a declarar 87 testigos, a razón de unos ocho por cada jornada", en los Tribunales Federales de Paraná.

"Creo que puede aparecer alguna nueva información y tengo expectativas de que estos médicos, que son responsables civiles de la sustitución de nuestras identidades, rompan el pacto de silencio y complicidad para decirnos cuál fue el destino del melli", expresó Sabrina mientras preparaba su testimonial.

La querella está representada por Marcelo Boeykens, titular del Registro Único de la Verdad, en conjunto con el equipo jurídico de Abuelas de Plaza de Mayo y Sebastián Gullino, hermano de Sabrina.

La joven que integra la agrupación HIJOS Entre Ríos puntualizó que "la importancia que tiene el juicio es que permite desmantelar y revisar las estructuras civiles que participaron en el plan sistemático de apropiación de menores. En ese sentido, poder juzgar a Torrealday, Vainstub y Rossi me parece central poque fueron ellos los que nos recibieron en el Instituto Privado Pediátrico. A mí me reciben el 4 de marzo de 1978 bajo la identidad falsa de Soledad López y el 10 al melli como NN López. Somos los únicos casos de menores llegados desde el Hospital Militar de Paraná".

Entre las pruebas se cuenta con el libro de ingresos y altas del centro médico privado, declaraciones de empleadas administrativas que testimoniaron que no facturaban prácticas al hospital Militar sino a la obra social correspondiente, el alta programada para después de semana santa de 1978 y otros testimonios de enfermeras que rumoreban que ambos mellizos eran "hijos de subversivos".

"Los responsables del Instituto están resguardando información sobre quién tiene a mi hermano mellizo. Porque nosotros estamos buscando a un desaparecido con vida, con identidad sustituída y hay gente que sabe que familia lo tiene", explicó Sabrina Gullino.
DD.HH Juicios por delitos de lesa humanidad

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]