En un procedimiento realizado tras una investigación por el presunto delito conocido como “grooming” y ordenado por el Juzgado de Garantías y Transición Nº2 a cargo de Guillermo Bire, este sábado se detuvo a un hombre de 34 años, de profesión jornalero, sobre el cual pesaba una orden judicial para no acercarse a la casa de una menor a la que ya había acosado.

Durante el allanamiento a la vivienda ubicada sobre calle Martiniano Leguizamón y Olloquiegui de Larroque, se hallaron un celular con fotos y videos con alto contenido sexual y prendas íntimas de niñas.

El allanamiento a la vivienda se efectuó alrededor de las 20, y tras el operativo policial, el único ocupante de la vivienda fue detenido y trasladado a la Jefatura de Policía Departamental Gualeguaychú.

Se trata de un hombre de 34 años, de profesión jornalero y con instrucción primara incompleta, sobre el cual pesaba una orden de restricción por causa anterior librada en relación a una menor de esa localidad.

La investigación está en manos de la fiscal Martina Cedrés, publicó Análisis Digital.
Qué es el grooming?
El grooming es el acoso sexual virtual a niños y adolescentes, consiste en acciones deliberadas por parte de un adulto de cara a establecer lazos de amistad con un niño con fines sexuales.

Se trata de una serie de conductas y acciones deliberadamente emprendidas por un adulto con el objetivo de ganarse la amistad virtual de un niño, creando una conexión emocional con el fin de disminuir las inhibiciones con el mismo.

El adulto procede a elaborar lazos emocionales (de amistad) con un niño. En algunos casos, a través de internet pueden simular ser otro niño o niña. Utiliza tácticas como la seducción, provocación y el envío de imágenes de contenido pornográfico logrando vulnerar la intimidad del chico, a cambio va obteniendo datos personales y de contacto.

El adulto consigue finalmente que el niño se desnude o realice actos de naturaleza sexual. Entonces se inicia el acoso, chantajeando a la víctima para obtener cada vez más material pornográfico o tener un encuentro físico con el niño para abusar sexualmente de él.

En algunos casos, se puede buscar la introducción del chico al mundo de la prostitución infantil o la producción de material pornográfico. Por tanto está muy relacionado con la pederastía y en muchas ocasiones es la antesala de un abuso sexual en persona.

El daño al niño tiene una dimensión inherentemente moral. El acto tiene que ver con la vulnerabilidad en los niños y sus derechos individuales. Es un proceso que comúnmente puede durar semanas o incluso meses, provocando daños en el aparato psíquico de la víctima.
Fuente: R2820/Análisis Digital
Larroque Policiales

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]