Un relevamiento hecho por Entre Ríos Ahora de varias fuentes del sindicato de mayor peso de la docencia permitió establecer que los mandatos aprobados por cada una de las 17 seccionales, entre viernes y sábado, apuntan a un rechazo de la tercera propuesta de aumento salarial que presentó el Poder Ejecutivo, el miércoles 7 del actual.

No sólo habrá rechazo sino que también se espera la votación de un plan de lucha que incluirá nuevas medidas de fuerza, que se sumarán a los tres días de paro que hubo en la primera semana de clases en Entre Ríos.

La consulta con cinco dirigentes de Agmer -de distintas agrupaciones- permitió establecer el siguiente panorama: mayoritariamente, los 126 congresales llegarán a Concepción del Uruguay con mandatos de sus bases de rechazo a la oferta salarial de la administración del gobernador Gustavo Bordet.

También irán con la moción de paro, aunque el número de días a aplicar será un tema de discusión y consenso.

De ese modo, se abre un panorama incierto respecto del futuro del ciclo lectivo ante el caso omiso que hicieron los docentes al llamamiento que hizo el Gobernador Bordet durante su mensaje a la Asamblea Legislativa, el 15 de febrero: que la discusión salarial se desarrollara con los chicos en las aulas.

El Gobierno presentó el miércoles 7 -después de dos días de paro, lunes 5 y martes 6- la tercera oferta salarial para 2018 a los docentes y, a diferencia de las dos reuniones anteriores, no hubo una inmediata expresión de disconformidad por parte de los gremios. Pero conforme la oferta fue llegando a las bases, el pesimismo fue ganando a los docentes.

La oferta supuso el pago del aumento del 16,3% en dos etapas: se trata de un 15% anual, más un 1,3% de cláusula gatillo por efecto de la inflación de 2017.

La propuesta presentada por la provincia a los gremios docentes consiste en una suba de 9,3% en marzo, que incluye el 1,3% pendiente de 2017 retroactivo a enero, y un 7% más para agosto. Además se sostiene la decisión de rever la suba en caso de que la inflación supere esas cifras.

En la mesa de negociación, Agmer planteó tres puntos de reclamo: insiste en que la cláusula gatillo se debe pagar desde diciembre y no desde enero; reclama una actualización del adicional por transporte por lo menos en la misma proporción como aumentaron los combustibles a lo largo de 2017; y repudia el decreto que limita la realización de asambleas docentes.

La propuesta elevada este miércoles por la provincia a los gremios docentes consiste en una suba de 9,3 % en marzo, que incluye el 1,3% (pendiente de 2017) retroactivo a enero, y un 7 % más para agosto. Además, se sostiene la decisión de rever la suba en caso de que la inflación supere esas cifras, aunque sin cláusula gatillo para 2018.

La oferta de incremento salarial supone que un docente del cargo testigo –maestro de grado sin antigüedad-, que en diciembre tenía un sueldo de bolsillo de $ 11.547, pasará a cobrar en agosto $13.217, un incremento del 15%.

En tanto, un maestro de grado con 10 años de antigüedad, que en diciembre percibía un salario de $13.280 en agosto, aplicada la recomposición en dos tramos que propuso el Poder Ejecutivo, percibiría un sueldo de bolsillo de $ 15.236.

En tanto, un maestro de grado que cuenta con el adicional por zona desfavorable, sin antigüedad, y que en diciembre percibía $16.385 pasará a cobrar en marzo $17.792, y en agosto, $18.853.

Otro maetro, también con el adicional por zona, y con 10 años en el cargo, que en diciembre percibía $18.272, en marzo pasará a cobrar $19.857, y en diciembre, $21.052.

En tanto, en el salario de un maestro de escuela de jornada completa, sin antigüedad, el movimiento será así: en diciembre, percibió un sueldo de $16.840, en marzo ese monto subirá a $18.157; y en agosto, $19.149.

Un secretario de escuela primaria de primera categoría, con 17 años de antigüedad, que en diciembre percibió un salario de $17.412, pasará en marzo a $ 20.469; y en agosto, a $21.704.

Un secretario de escuela secundaria de primera categoría, y con 20 años de antigüedad, que percibió en diciembre $21.030; subirá ese monto en marzo a $ 22.874; y en agosto, a $24.265.

Un supervisor, con el 100% de antigüedad, percibió en diciembre $34.758, y con la propuesta salarial que presentó el Gobierno cobrará en marzo $40.867, y en agosto, $43.331.

Los datos se desprenden de las planillas con los “simuladores” de aumentos que está circulando entre la docencia, previo a adoptar una posición frente a la propuesta del Gobierno.

Esos números, sin embargo, no satisfacen las aspiraciones docentes, y Agmer se encamina a aprobar su rechazo, lo cual obligará al Gobierno a mantener abierta la mesa de negociación y, eventualmente, presentar una cuarta propuesta de recomposición salarial.

Fuente: Entre Ríos Ahora.
Paritaria provincial

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]