Hace diez días, más precisamente, el sábado 29 de septiembre, el chofer de un colectivo que se dirigía hacia Paraná, le salvó la vida a un bebé. El pequeño se había descompensado y daba la sensación que ya no respiraba. Su madre se desvaneció ante la situación y uno de los choferes comenzó a realizarle RCP y pudo reanimarlo.

El colectivero, Esteban Lizzi, había formado parte del cuartel de Bomberos de Gualeguaychú durante varios años, y sus conocimientos ayudar a salvar la vida del pequeño Mirko.

Tanto la madre como el bebé fueron internados, y evolucionaron favorablemente. El niño pudo sobrevivir por la urgente y eficaz atención del chofer de la empresa Jovi Bus que mereció innumerables elogios en las redes sociales.

Fuente: Acción de Larroque.
Emotivo encuentro

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]