Martín Vartorelli es un docente paranense a quién la Policía le allanó su vivienda en busca del teléfono celular desde el cual se había proferido una amenaza dirigida hacia el senador nacional Pedro Guastavino (PJ).

Fue durante los días de la discusión en el Congreso de la Nación del proyecto de legalización del aborto, que obtuvo media sanción en Diputados, pero que cosechó el amplio rechazo en el Senado. El 8 de agosto de este año, Guastavino fue, junto a Sigrid Kunath, del grupo de senadores que votaron a favor de la legalización del aborto.

Esa postura que ambos adoptaron en forma pública les valieron críticas, comentarios adversos en las redes sociales, y la recepción de innumerables mensajes en sus teléfonos celulares. Uno de ellos fue enviado vía Whatsapp por el docente Martín Vartorelli, de 42 años, desde Paraná, al teléfono de Guastavino.

-"No vas a poder caminar tranquilo por la calle" -era una de las frases que leyó Gustavino en su celular.
Docente accedió a probation por amenazas a Guastavino -Fuente: Entre Ríos Ahora
No supo entonces el senador nacional quién le había enviado ese y otros mensajes intimidantes. Pero conmovido por el tenor de las amenazas, decidió poner al corriente a la Justicia.

Un equipo de expertos comenzó a rastrear el origen de la llamada -que fue hecho desde un teléfono al que se le introdujo un chip especialmente comprado para no ser rastreado- y determinó que el mensaje de Whatsapp había sido enviado desde Paraná, por un docente de química que se ha desempeñado en la Escuela del Club Atlético Estudiante, en el Colegio Instituto Enrique Carbó, de los salesianos, más conocido como Colegio Don Bosco, y en la Escuela Santa María del Rosario.
Un año de tareas comunitarias y disculpas
La causa judicial, que tramitó el fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull, se cerró con un acuerdo de probation o suspensión de juicio a prueba. En una audiencia que presidió la jueza de Garantías Elisa Zilli, la Fiscalía y la defensa del profesor presentaron el acuerdo al que arribaron para resolver el asunto.

Tras escuchar a la fiscal auxiliar Sofía Patat y a la abogada del profesor, Carla Calcina, la jueza Zilli dispuso la suspensión del juicio a prueba por el término de un año, lapso en el cual el imputado deberá cumplir con tareas comunitarias no remuneradas, por la cantidad de 96 horas globales, en el Instituto Secundario de Gestión Social D-242 “Pablo de Tarso”, que se encuentra en el barrio Anacleto Medina, de Paraná.

Además, la magistrada lo eximió del pago de una reparación económica a Guastavino, en razón de que aceptó las disculpas del profesor que le profirió los mensajes intimidatorios.

Finalmente, Zilli le indicó al imputado que deberá acreditar las tareas que realice en la institución ante la Oficina de Medios Alternativos (OMA) y que, una vez que se termine la probation, se verificará si cumplió con lo convenido. De ser así, recién entonces será sobreseído de la causa.

Fuente: Entre Ríos Ahora
Justicia

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]