Galotto dejó una huella profunda en el fútbol uruguayense y su figura aún se mantiene entre lo más alto, dificil de suplantar en cuanto a los logros obtenidos tras 32 años como presidente de la Liga de fútbol.

Artífice necesario y principal de los mejores momentos del fútbol de nuestra ciudad, alcanzando su pico máximo al lograr que Gimnasia y Patronato definan la plaza para la B Nacional en 1996, cuando todo indicaba que era para el club de la capital de la provincia, partidos que ganó el Lobo, logrando el pase a su primera incursión en la segunda categoría del fútbol argentino.

En el 2011 perdió la presidencia a manos del colega Armando Cergneux tras tres décadas de manejo total, lo que marcó su lento alejamiento del ambiente del fútbol, que hoy lo llora en Concepción. Además, fue un hombre vinculado desde siempre con los medios de comunicación, tanto radio como diarios.
Fútbol Galotto

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]