Personal del Laboratorio de Obras Sanitarias, Bromatología y la dirección de ambiente, realizaron el Taller de arsénico en agua.

La capacitación fue brindada ante numeroso público, profesionales y representante de organismos públicos, mixtos y privados, en el auditorio del Centro Cultural de la Ciencia en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Datos y cifras
El arsénico está presente de forma natural en niveles altos en las aguas subterráneas de varios países y es muy tóxico en su forma inorgánica.

Su mayor amenaza para la salud pública reside en la utilización de agua contaminada para beber, preparar alimentos y regar cultivos alimentarios.
La exposición prolongada al arsénico a través del consumo de agua y alimentos contaminados puede causar cáncer y lesiones cutáneas. También se ha asociado a problemas de desarrollo, enfermedades cardiovasculares, neurotoxicidad y diabetes.

La intervención más importante en las comunidades afectadas consiste en prevenir que se prolongue la exposición al arsénico implantando un sistema seguro de abastecimiento de agua potable.
Fuentes de exposición
El arsénico es un elemento natural de la corteza terrestre; ampliamente distribuido en todo el medio ambiente, está presente en el aire, el agua y la tierra. En su forma inorgánica es muy tóxico.

La exposición a altos niveles de arsénico inorgánico puede deberse a diversas causas, como el consumo de agua contaminada o su uso para la preparación de comidas, para el riego de cultivos alimentarios y para procesos industriales, así como al consumo de tabaco y de alimentos contaminados.

La exposición prolongada al arsénico inorgánico, principalmente a través del consumo de agua contaminada o comida preparada con esta y cultivos alimentarios regados con agua rica en arsénico puede causar intoxicación crónica. Los efectos más característicos son la aparición de lesiones cutáneas y cáncer de piel.
Consumo de agua y alimentos
El arsénico representa una amenaza importante para la salud pública ya que está presente en altos niveles en las aguas subterráneas de diversos países, entre ellos, Argentina, Bangladesh, Chile, China, la India, México y los Estados Unidos de América.

Las principales fuentes de exposición son: el agua destinada a consumo humano, los cultivos regados con agua contaminada y los alimentos preparados con agua contaminada, según la Organización Mundial de la Salud.
Salud Agua potable

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]