Justamente, una de las primeras acciones fue promover la prevención de enfermedades como las hepatitis virales y, en el marco del día mundial contra esta patología que se conmemora el 28 de julio, se describieron datos y síntomas relevantes.

"Lo importante es que se conozca qué son las hepatitis virales y cómo se transmiten. Principalmente, tenemos la vía sexual para los tipos B, C y D, después la transmisión fecal y oral para las clases A y E", detalló Azar.

"Para prevenir las hepatitis de transmisión sexual, el uso del preservativo correctamente en todas las relaciones sexuales es la principal barrera contra las hepatitis B y C; además recomendamos no compartir jeringas o agujas", puntualizó.
Asimismo, la nueva profesional destacó que en casos de transfusiones sanguíneas "está muy regulado el control de la presencia de hepatitis C siendo una vía de trasmisión sumamente infrecuente en la actualidad". Mientras que en referencia a los tipos A y E, la Dra. Azar recomendó "el consumo de agua segura, potable, el buen lavado de frutas y verduras antes de consumirlas para evitar el contagio y la constante higiene de los utensilios de cocina".
Síntomas y prevención
Virginia Azar enumeró que "en una fase aguda de las hepatitis A y B una persona puede ponerse amarilla; sentir fiebre o dolor abdominal, cansancio o desgano y tener vómitos o la orina oscura. En algunos casos, se presentan síntomas muy leves similares a un estado seudo gripal e irse, pero en otros se cronifica como en el caso de las hepatitis C donde a veces la persona no presenta síntomas y se lo detecta a través de un estudio de sangre. Por eso aconsejamos que se realicen un análisis, al menos una vez en la vida".

Para quienes "no estuvieron vacunados contra hepatitis B de chicos, recomendamos hacer el estudio de las enfermedad acompañado de otras serologías como el HIV y sífilis como medida de control".

La vacunación para todos los chicos es "mediante cuatro dosis: al nacer, a los 2, 4 y 6 meses por calendario obligatorio; para las personas que no estuvieron vacunadas previamente se recomiendan tres dosis: una en el día cero, luego al siguiente mes y se completa a los 6 meses, con lo cual se considera protegido", explicó la Dra Azar.
Estadísticas mundiales
Al ser detectadas a tiempo, existe tratamiento disponible para las inflamaciones hepáticas B y C crónicas. Según el Ministerio de Salud de la Nación "alrededor de un 2 por ciento de la población Argentina pudo haber estado en contacto con estos virus y se calcula que hay 332 mil personas con hepatitis C pero solo un 35 por ciento lo sabe".

La mayoría de las personas adultas que contraen hepatitis B "se curan espontáneamente. En cambio, nuestro organismo casi nunca es capaz de eliminar por sí solo el virus del tipo C".

Además el organismo advirtió que cerca de un millón y medio de personas mueren cada año en el mundo por esta enfermedad cuando evolucionan hacia hepatitis aguda y crónica como cirrosis, insuficiencia hepática o cáncer de hígado, que suelen derivar en la necesidad de un trasplante.

Hoy en día, la Organización Mundial de la Salud estima que alrededor de 355 millones de personas padecen esta enfermedad, lo que representa un grave riesgo. En América Latina y el Caribe se estima que más de 2 millones de personas viven con hepatitis B y más de 4 millones con hepatitis C crónica, de las cuales solo el 14 por ciento está diagnosticada.
Prevención

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]