La sexta jornada del juicio por el crimen de Fernando Pastorizzo arrancó con la testimonial de la médica psiquiatra Yamila Horane Bulit, acutal jefa de Servicio de Salud Mental del hospital Centenario, que entrevistó a la acusada Nahir Galarza el 2 de enero pasado.

Esa entrevista y su posterior informe sobre el estado psíquico de Galarza fue a pedido del fiscal Rondoni Caffa para ver si reunía las condiciones necesarias para una internación.

La psiquiatra dijo que la paciente estaba orientada, sabía su nombre, dni, y ubicaba la fecha. Sabía hace cuantos días estaba internada y su memoria estaba "globalmente conservada". La perito agregó que "evaluamos si había un cuadro de alucinaciones, no las tenia. Si había presencia de delirios, tampoco los había. Evaluamos posibilidad de riesgo suicida, en ese momento, tampoco lo detectamos".

Luego sumó que durante esa entrevista, previa a la detención de la joven en la comisaria del Menor y la Familia, Nahir "conversó con nosotros tranquila, fue comunicativa, no había presencia de agresividad. Tenía su juicio crítico conservado normal y no había alteraciones de la conducta severa".

De allí que en el informe remitido a la Justicia, Horane Bulit sostuviera que "no se detectó ideación de delirante". En relación a su afectividad, la profesional dijo que noto "tranquilidad, poca afectación afectiva. Al final de la entrevista vimos un dejo de angustia en relación a su historia familiar".

Recalcó que "no tenía un estado de ánimo depresivo ni presentaba elementos psicopatologicos por lo que consideró que no tenía criterio de internacion bajo tratamiento psiquiátrico" en la sala de Salud Mental del efector público.

En la misma línea se expresó el psicólogo Nicolas De Battista, con 9 años de experiencia en el hospital, quién describió que "la paciente estaba lúcida, tranquila, su discurso era coherente, no había alucinaciones preceptivas, delirio ni riesgos para si o para terceros".

De Battista señaló que Nahir tenía "claridad en el lenguaje, un caudal ideativo conservado al igual que su memoria y respecto a la afectividad se muestró sin elementos psicopatologicos, relacionamos presencia de angustia ante los acontecimientos vividos".

El psicologo aseguró que la chica no refirió ninguna situación de victimización o agresión sufrida con anterioridad.
Pericia mental
En tercer término declaró Simón Gighlione, médico psiquiatra del equipo técnico del Juzgado de Familia y Menores de Gualeguaychú, quien realizó la pericia psiquiátrica a través de tres entrevistas semi estructuradas, donde se indagan cuestiones de la psiquis del individuo.

Analizó los puntos periciales solicitados por a Fiscalía, querellas y defensa y enumeró los aspectos más significativos:

"Respecto a la atención espontánea y voluntaria era normal. No presentó alteraciones en la memoria, con conciencia total de si misma y de situación, sin trastornos y disernia lo bueno de lo malo, lo aceptable de lo no, lo lícito de lo no", expresó.

Remarcó de Nahir una "baja tolerancia a la frustración con tendencia a la irritabilidad y a la des regulación emocional. Manifestó cierto tinte obsesivo frente a tener las manos sucias con gérmenes y lavarlas antes de las comidas, pero no se configurada dentro de un trastorno obsesivo compulsivo, ya que no tenia implicacia en la vida diaria. No está dentro de una consideración patológica", detalló.

Gighlione destacó que "los rasgos de personalidad no se configuraban dentro de un trastorno de personalidad, no se evidenciaron enfermedades mentales" y deslindó un "transtorno de personalidad del tipo esquizotipico: Nahir no tiene personalidad de este tipo al momento de las entrevistas, del examen completo".
El episodio traumático
Según el perito "el antecedente del tipo traumático al que refirió Nahir, de manera espontánea, fue una comunicación o episodio con Fernando Pastorizzo en el que habría sido agredida verbalmente. Ella dijo que fue más de un episodio pero luego comentó que había insultos con Pastorizzo".

Manifestó espontáneamente a un episodio que figura como una causa previa, donde tuvo una intervención en cámara gessel, pero no quiso hablar al respecto sobre un autosecuestro a los 16 años, indicó Gighlione.

En cuanto al vinculo con su familia, "manifestó una buena relación con sus padres y hermano, que no tenia tanta relación con la familia más ampliada salvo una tía, y que a los 15 años había tenido una relación más conflictiva con los papás por el tema de las salidas, pero que ahora sus padres confiaban en lo que ella hacia y a la hora en que llegaba", cerró el perito que más en extenso habló.
Caso Fernando Pastorizzo Justicia

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]