El entrerriano Omar Martínez asumió desde la primera fecha del Turismo Carretera su rol de Director Deportivo de su propia escudería, pero reconoció que no fue nada fácil ver la carrera a un costado de la pista, sin el casco ni el traje antiflama puesto.

“Si bien ya estuve en el TC Mouras y TC Pista Mouras acompañando a los pilotos y al equipo, en Viedma se hizo difícil. Me meto mucho en lo que es la carrera, pero es como que no encuentro lugar abajo del auto, como si me faltara algo. Son ciclos que van pasando y uno se tiene que ir amoldando y acostumbrando”, confesó sobre aquella apertura de la temporada en Río Negro, donde ya no compitió como piloto.

Omar Gurí Martínez reconoció que le costó no subirse a un auto de competición en la primera fecha del TC, que se realizó el 18 de febrero en Viedma, Río Negro. El entrerriano, campeón dos veces de la categoría más popular del automovilismo argentino, decidió ser director deportivo de su equipo y ya no formar parte del plantel de pilotos del Martínez Competición.

“Si bien ya estuve en el TC Mouras y TC Pista Mouras acompañando a los pilotos y al equipo, en Viedma (la primera fecha del TC) se hizo difícil. Me meto mucho en lo que es la carrera, pero es como que no encuentro lugar abajo del auto, como si me faltara algo. Son ciclos que van pasando y uno se tiene que ir amoldando y acostumbrando”, aceptó.

Sobre la apertura de la temporada en Río Negro, el ídolo de Ford comentó el rendimiento de las marcas y su propia estructura: “El comienzo de Viedma fue muy bueno para la categoría, donde Dodge ha mejorado la performance. Aunque es difícil hacer un balance, se logró lo que se buscaba. En nuestro caso, no arrancamos bien el viernes; el sábado se logró mejorar, y el domingo en carrera funcionamos bien. No con (Emanuel) Moriatis, pero sí con (Mauricio) Lambiris y (Luciano) Ventriccelli”.

Y agregó: “Tuvimos preocupación por un problema en el motor en la prueba de Olavarría y después con lo que ocurrió con Ventricelli. Se está trabajando para solucionarlo. Tenemos que esperar cómo sigue funcionando. Creo que será un gran año para el equipo y espero que para la marca, también”.

El piloto talense además habló de su hijo Agustín como piloto de la Fórmula Metropolitana y reconoció que eso lo hace rememorar sus comienzos detrás del volante. “Eso me trae muchos recuerdos. Uno está tratando de acompañarlo en este nuevo camino. Veremos si continúa y le gusta”, expresó.

“Son otras épocas, es algo muy distinto, pero creo que la Fórmula es el camino para aprender. De ahí han salido varios chicos que están corriendo en categorías nacionales. Estamos tratando de acompañarlo en lo que más pueda”, agregó sobre la incipiente carrera de su hijo.

Martínez estará corriendo este año en la flamante categoría TC Pick Up y su camioneta, que probablemente sea una Ford Ranger, ya está siendo construida. "Tenemos 28 días para tenerla lista y la está construyendo Rodolfo Di Meglio. Sera atendida por mi equipo y la idea es arrancar con una sola", finalizó en diálogo con Campeones.
Automovilismo

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]