No excusa la sensación de fracaso, pero pueden servir como referentes para saber todo lo que debe rectificar Argentina para el futuro.

El Mundial de Rusia 2018 será de mal recuerdo para Argentina y para Leo Messi. La 'albiceleste' -ni el colectivo ni sus estrellas- nunca compitió al nivel que se esperaba de ella, falta de una idea de juego definida y con muchos de sus futbolistas alejados de su mejor versión, empezando por la estrella del FC Barcelona.

Y sin embargo, sin rebajar un punto el nivel de la crítica, hay un hecho que puede ayudar a matizar el análisis sobre el rendimiento que Jorge Sampaoli y sus jugadores ofrecieron sobre los terrenos de juego de Rusia. Argentina cayó ante los dos finalistas del Mundial 2018, Francia y Croacia.
LOS MÁS COMPETITIVOS
En la primera fase, Argentina empató con Islandia (1-1), superó agónicamente a Nigeria (1-2) y fue goleado por una Croacia (0-3) que ya demostró su poderío tanto a nivel individual (Modric, Rakitic, Mandzukic...) como colectivo. Pocas selecciones han superado a los balcánicos por su equilibrio táctico -quizás con la excepción de Bélgica- y ninguna de ellas los ha mejorado en su capacidad para competir hasta el último minuto al cien por cien.

Croacia no solo doblegó a Argentina en la fase de grupos, también a Nigeria (2-0) e Islandia (1-2); y ya en la fase eliminatoria, resistió tres prórrogas y dos tandas de penaltis ante Dinamarca (1-1), Rusia (2-1) e Inglaterra (1-2).
DEL FUEGO A LAS BRASAS
Superados en todos los aspectos por Croacia, a Leo Messi y compañía solo les dio para hacerse con la segunda plaza del grupo D y quedaron abocados a medirse en octavos de final frente a Francia (4-3), el equipo que se ha mostrado más sólido en el torneo.

Didier Deschamps ha comandado un grupo con un inmenso talento físico y técnico que con un fútbol más efectivo que efectista, dejó por el camino a Australia (2-1), Francia (1-0), Dinamarca (0-0), la propia Argentina (4-3), Uruguay (0-2) y Bélgica (1-0).
NO ES CONSUELO
A buen seguro que para Jorge Sampaoli, que sigue en el cargo, Leo Messi y el resto de internacionales argentinos no será un consuelo ver que los protagonistas de la final del Mundial de Rusia 2018 fueron sus 'verdugos. Tampoco para sus aficionados.

En cualquier caso, Croacia y Francia pueden servir de referente -para Argentina y para otros muchos, España sin ir más lejos- para recuperar la senda del trabajo bien hecho a largo plazo y así poder competir por el título en la Copa del Mundo de Catar 2022.
Selección Argentina

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]