El diputado provincial Sergio Kneeteman (Cambiemos/Larroque), presentó un proyecto en donde le pide al Ejecutivo provincial que disponga medidas para garantizar que los programas de entrenamiento de cadetes y agentes de Policía y del sistema penitenciario, no incluyan “prácticas o procedimientos crueles o hirientes que pudieran causar sufrimiento físico o psicológico”.

Según el diputado de Cambiemos, la situación ocurrida en La Rioja, que terminó con la muerte del cadete de policía Emanuel Garay, y la internación de otros 12 jóvenes, “nada tienen que ver con el entrenamiento de un cuerpo de seguridad de excelencia” y consideró que el hecho “enciende un gran alerta sobre cómo se desarrollan los programas de entrenamiento de las fuerzas de seguridad”.

En función de esto, Kneeteman plantea la necesidad de que, con carácter de “urgente”, desde la provincia se analice “institucionalmente, en profundidad y detenimiento la calidad y la eficiencia de la formación de nuestros policías y agentes penitenciarios”.

El proyecto presentado este jueves apunta a que el Poder Ejecutivo Provincial “disponga medidas concretas e inmediata para garantizar que los planes de estudios y programas de entrenamiento desarrollados en los institutos de cadetes y agentes de policía y del sistema penitenciario, no incluyan prácticas o procedimientos crueles o hirientes que pudieran causar sufrimiento físico o psicológico”.

Al fundamentar su iniciativa Kneeteman se refirió a lo expresado por el Comité Nacional contra la Tortura que conduce Jorge D'Agostino, resaltando que “es necesario revisar y reformular las metodologías utilizadas para erradicar absolutamente toda posibilidad de malos tratos y torturas.”

“Necesitamos un personal policial y penitenciario altamente cualificado e instruido para estar a la altura de los crecientes desafíos en materia de seguridad. Pero de ninguna manera son admisibles metodologías que recuerdan otros tiempos y que no aportan nada para una excelencia profesional que buscamos como fuerzas de seguridad”, sintetizó el legislador.

En otro de sus artículos la iniciativa insta al Poder Ejecutivo Provincial a que “se prohíba de manera absoluta cualquier ejercicio físico que no tenga como fin la preparación técnica de los cadetes y agentes de policía y penitenciarios, y que pueda ser utilizado como reprimenda, castigo o método disuasivo”. Mientras que solicita “implementar los dispositivos que crea necesarios para evitar cualquier tipo de abuso de poder que pudiera existir en un futuro”.

Fuente: Análisis Digital.
Entre Ríos

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]