Hasta el 30 de noviembre se realiza la campaña nacional de seguimiento contra sarampión y rubéola que comprende a los chicos entre los 13 meses y menores de cinco años.

Entre Ríos efectúa acciones en terreno para lograr vacunar a los más de 36 mil pequeños que aún restan inmunizar.

Del 1º de octubre al 30 de noviembre se desarrolla en todo el territorio argentino la campaña nacional de seguimiento contra el sarampión y la rubéola mediante la cual se aplica una dosis de refuerzo de la vacuna triple viral a chicos entre los 13 meses y menores de cinco años.

El Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) detalló que en Entre Ríos son 85 204 chicos los que se incluyen en esta instancia subdividiéndose en 17 197 hasta un año; 21 941 hasta dos años; 22 741 hasta tres años y 23 325 hasta los cuatro.

A la fecha se han aplicado 49 124 dosis (58 por ciento) restando la aplicación de 36 080 dosis de la vacuna en los distintos grupos.

Los departamentos en los que más dosis restan aplicar son: Paraná (11.226), Concordia (6.829), Uruguay (2.960) y Gualeguaychú (2.696).

En tanto que en el polo opuesto se encuentran Islas del Ibicuy (172), San Salvador (229) y Feliciano (432).

En ese sentido, a través de los 389 vacunatorios habilitados por el Ministerio de Salud en hospitales, centros de salud y Centros Integradores Comunitarios (CIC), se están desarrollando distintas acciones.

“Durante las semanas restantes de noviembre reforzaremos los rastrillajes en terreno para captar a todos los chicos que no hayan concurrido a los vacunatorios teniendo en cuenta que siempre es más complejo alcanzar los objetivos en poblaciones más grandes”, afirmó la responsable del PAI, Albana Gavini, quien enseguida referenció: “En algunas zonas estas acciones comenzaron antes por iniciativa de los equipos de salud para llegar más rápido a las metas deseadas”.

Incluso la responsable provincial indicó: “Analizando la cobertura en los distintos departamentos, personal del Programa comenzó una recorrida por los vacunatorios con el objeto de ratificar la importancia del desarrollo de estrategias de captación principalmente en poblaciones dispersas geográficamente así como la carga de datos desde los equipos en el sistema de registro en tiempo real”.

Asimismo, Gavini señaló: “Incentivamos a los equipos para que se realicen visitas a centros educativos provinciales, municipales y privados con esta población a cargo así como la extensión de los horarios de los vacunatorios para alcanzar la meta del 95 por ciento en toda la provincia”.

Consultada sobre qué implica cumplimentar ese objetivo, la profesional resaltó: “Argentina consiguió eliminar la rubéola y el síndrome de rubéola congénita en 2015 y el sarampión en 2016, por ello es necesario mantener este estatus lo cual se sostiene logrando coberturas iguales o mayores a ese porcentaje”.
Para tener en cuenta
Respecto a la vacunación a nivel país, Jujuy alcanza el 70 por ciento; otras 14 provincias están en el rango del 50 al 69 por ciento y Entre Ríos junto a otras cinco se encuentra entre el 40 y 49 por ciento. En tanto que Tierra del Fuego, Capital Federal y Buenos Aires son las que menores indicadores presentan.

Cabe citar que según la última actualización epidemiológica de sarampión de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), desde el inicio del año y hasta el 23 de octubre en América se notificaron 8.091 casos. Se destacan Venezuela que notificó 5.525 casos en los que se incluyen 73 defunciones; Brasil con 2.192, entre los que se encuentran 12 muertes y Estados Unidos con 142 casos. En Argentina, en lo que va del año 14 personas cursaron la enfermedad.
Precisiones de la vacuna
La dosis que se aplica durante esta campaña es la triple viral que protege de sarampión, rubéola y parotiditis (paperas). Las tres enfermedades se transmiten por vía aérea, a través de las gotas de saliva que se eliminan al hablar, toser o estornudar o por el contacto directo con cualquier objeto contaminado con esas secreciones de la persona que está enferma.

“Es una vacuna que tiene un 99 por ciento de efectividad y genera inmunidad de por vida contando con las dosis necesarias” aseveró la especialista quien agregó: “Al ser una vacuna a virus vivo atenuado, el chico puede presentar síntomas leves como fiebre, malestar general y dolor en el sitio de la inyección todo lo cual es preferible antes que padecer esta enfermedad”.

El sarampión es una enfermedad viral altamente contagiosa que provoca pequeñas manchas rojas en la piel, fiebre y síntomas respiratorios, además de una importante disminución de la inmunidad, lo que facilita la aparición de otitis, neumonía, convulsiones, encefalitis e incluso la muerte.

La rubéola se caracteriza por la presencia de fiebre, erupción en la piel y ganglios agrandados (principalmente en el cuello y detrás de las orejas). Cuando una mujer embarazada susceptible se expone al virus puede llevar a muerte fetal y neonatal y al síndrome de rubéola congénita con graves malformaciones en el recién nacido que producen sordera, ceguera y cardiopatías congénitas.

Al igual que el sarampión y la rubéola, las paperas son de origen viral y es una enfermedad que se caracteriza por inflamación de las glándulas parótidas (glándulas salivales). En casos graves, las paperas pueden afectar el sistema nervioso central, el páncreas, los testículos y ovarios y provocar orquitis (inflamación testicular), pancreatitis y encefalitis.
Salud Campaña Obligatoria

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]