"Esta mañana nos presentamos ante el Obispado local para realizar el trámite de Apostasía. Entregamos una carta informando nuestra decisión de dejar de pertenecer a la Iglesia Católica, exigiendo que se modifiquen los registros donde figuramos como católicas o católicos", contó a R2820 Melody Olivera, una de las jóvenes que realizó el trámite ante la Diócesis de Gualeguaychú.

"Trataron de disuadirnos de hacer la presentación, pero finalmente aceptaron las cartas y nos informaron que el trámite se completará con una notificación en nuestros domicilios", continuó.

"Fuimos con banderas que simbolizan aquellas cuestiones en las que creemos, ejerciendo nuestro derecho a elegir libremente respecto a nuestras creencias y pertenencias. La idea es continuar con este tipo de acciones colectivas, acompañando a aquellos que quieran hacerlo", cerró en referencia a la primera acción colectiva de estas características de la que se tiene registro en nuestra ciudad.
¿Qué es apostatar?

"La Apostasía tiene tantas definiciones como religiones existen. Dado que ninguna es más válida que otra no prestamos atención a ninguna de estas definiciones. Desde esta web proponemos la apostasía en el sentido de darse de baja de la Iglesia Católica", señalan desde www.apostasia.com.ar, la web que informa y difunde sobre la alternativa de la apostasía como una acción colectiva.

La página difunde una carta modelo para aquellos católicas y católicos que deseen renunciar a la pertenencia institucional de la Iglesia.

"Para apostatar, en el pasado, se debía recurrir a un artículo del Código de Derecho Canónico, una suerte de Código Civil eclesiástico. Aunque el apóstata no lo reconociera como una legislación válida, debía invocarlo si deseaba darse de baja. Hoy, gracias a Dios (sarcasmo), la ley de Hábeas Data protege nuestros datos de instituciones manipuladoras como la Iglesia Católica, por lo que podemos pedir que se nos dé de baja sin aparentes contradicciones", explica la web.

Y continúan: "Pero, ¿por qué darse de baja? Las razones por las que una persona querría apostatar son de lo más variadas. Dado que la Iglesia Católica cuenta como católico a todo bautizado, hay ateos que sienten que es su obligación darse de baja para mantener una coherencia. También hay quien apostata por no estar de acuerdo con las doctrinas de la Iglesia aún cuando cree en Dios, entonces, apostata para que su nombre no sea parte de esa institución. Desde esta web proponemos apostatar precisamente porque para la Iglesia Católica todo bautizado es católico, está de acuerdo con sus doctrinas, y por lo tanto utiliza la cifra de bautizados (muy alta porque el bautismo se transformó en una cuestión cultural) para imponer sus puntos de vista en la legislación y conseguir privilegios".

Por último argumentan: "La Iglesia Católica para ser escuchada sostene que casi el 90% del país es católico (boletín AICA Nº 2500) e indirectamente apoya sus doctrinas. Es decir, se erigen en la voz del pueblo, y vos, que fuiste bautizado, sos contado como parte de ese 90%. La realidad es que el 90% del país fue bautizado, y que ni siquiera la totalidad del pequeño porcentaje de practicantes está de acuerdo con sus doctrinas (encuesta CONICET). Si apostatás, se anota al lado de la anotación de tu bautismo que abandonaste la fe católica, el modo católico de darte de baja. Si vos no querés ser parte de ese 90%, entonces hacé el trámite. Apostatar es tu derecho. ¡Que no hablen en tu nombre!".
Acción colectiva Iglesia Católica Gualeguaychú

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]