El abogado de la familia de Fernando Pastorizzo, Rubén Virué, indicó que la causa por el crimen del joven de Gualeguaychú “sigue igual, con el mismo juez de Garantías y el mismo agente fiscal, Sergio Rondoni Caffa” y “en este momento está corriendo el plazo –que vence el lunes- a las querellas para formular la acusación”.

En ese marco, consideró que es inminente la elevación a juicio ya que “se han recolectado muchas evidencias en todo el legajo, hay infinidad de testimonios y de pruebas periciales, el informe psiquiátrico y la actividad investigativa ha llegado a su término, con lo cual es razonable que agotada la investigación no se esperen mayores plazos y directamente se vaya camino al juicio”.

Por otra parte, valoró el discurso del gobernador Gustavo Bordet ante la Asamblea Legislativa quien se refirió a los cambios que pretende implementar en la Justicia y consideró “valorable que el Ejecutivo esté interesado” en la agilización de los procedimientos judiciales.

Asimismo, se refirió al accionar de la justicia ante numerosas causas que investigan hechos de corrupción celebró que las investigaciones “avancen” pero opinó que “lo ideal sería que la investigación se desarrolle incluso cuando uno está en funciones”. “Si la justicia avanza en ese sentido, con muchos funcionarios actuales que están sometidos a investigación sería muy saludable que no se espere a que terminen en su función para ser juzgados”, sentenció.

En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza) Virué indicó que la recusación del juez y el fiscal a cargo de la causa por parte de la defensa de Galarza “fue resuelta de forma inmediata por cuanto el magistrado interviniente, Mario Figueroa, interpretó que es extemporánea, es decir presentada fuera de término, si bien hizo algunas consideraciones sobre porqué además era infundada”.

Ante ello, dijo desconocer “si la defensa técnica impulsará alguna vía para atacar esta situación pero por el momento la situación sigue igual, con el mismo juez de Garantías y el mismo agente fiscal, Sergio Rondoni Caffa”.

Respecto del estado de la causa, señaló que “en este momento está corriendo el plazo a las querellas para formular la acusación que vence el lunes, y el siguiente paso sería que la defensa tenga acceso al requerimiento de las querellas y del Ministerio Público Fiscal”.

Agregó que “se han recolectado muchas evidencias en todo el legajo, hay infinidad de testimonios y de pruebas periciales, el informe psiquiátrico y la actividad investigativa ha llegado a su término, con lo cual es razonable que agotada la investigación no se esperen mayores plazos y directamente se vaya camino al juicio”. “Suponemos que de no haber alguna cuestión que demore la situación en el curso de marzo tendremos la audiencia en la cual se va a definir el marco de conocimiento del juicio oral y de las pruebas de todas las partes”, adelantó.

Explicitó que dicha audiencia “será una discusión entre el Ministerio Público Fiscal, la defensa y las querellas sobre cuál es la acusación efectiva y cuales son las pruebas que se van a producir en el juicio oral, y podrá haber algunas cuestiones previas que eventualmente introduzcan las partes”.

Al respecto, señaló que “se incorporó un nuevo letrado a la defensa y aparentemente puede haber algún planteo porque sostiene que no hay una confesión expresa de la imputada, lo cual a nuestro criterio es diametralmente opuesto porque hubo una confesión realizada en presencia del abogado defensor y con todas las garantías constitucionales, lo cual además esta corroborado por otros elementos de prueba”.

En ese marco, consideró que “esto no va a demorar más y en la audiencia se sustanciará esto y el juez de Garantías abrirá la etapa de juicio oral”.

En relación con los elementos de prueba, sostuvo que “la prueba psiquiátrica es un requisito inexcusable exigido por el Código cuando es un delito de estas características” y aclaró que “hubo alguna discusión sobre un pedido de lo que se denomina como autopsia psicológica donde se pretendía determinar un diagnóstico sobre la personalidad de la víctima lo cual fue rechazado de plano por el Ministerio Público Fiscal, por las querellas y el mismo criterio adoptó el juez de Garantías”.

Sobre este punto afirmó que esa solicitud se realizó “con la finalidad de plantear alguna justificante sobre el homicidio que tiene que ver con episodios que la defensa denominó como violencia de género y que esta situación fue la que derivó en el hecho del asesinato”.

“La autopsia psicológica ha sido utilizada en casos donde no está determinado el autor y por ahí se investiga la personalidad de la víctima para ver si puede surgir un indicio y recientemente se utilizó en la causa de (la muerte del fiscal de la AMIA, Alberto) Nisman donde la discusión era si se trataba de un homicidio o un suicidio. Acá lo que ocurrió no merece mayor discusión entonces indagar sobre las características de la víctima lo único que significaba era una demora innecesaria en el trámite de la investigación”, explicitó.

Resaltó que “no hubo una medida recursiva sobre esto y se dejó una reserva para ir en Casación que podrá ser planteada en el juicio oral pero la cuestión terminó ahí”.

Fuente: Análisis Digital.
Caso Fernando Pastorizzo

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]