La Residencia Interdisciplinaria de Salud Mental (RISaM) es la más reciente del Hospital Centenario. Se inició en nuestra ciudad en 2017 y es una formación de posgrado que pertenece al Ministerio de Salud de la Provincia de Entre Ríos.

Tiene la particularidad de involucrar a diferentes profesiones, proponiendo el abordaje integral e interdisciplinario en el campo de la Salud Mental.

“La idea es que esta residencia genere especialistas en salud mental, que viene de la mano de la Ley de Salud Mental (26657) en vigencia desde 2010, y en referencia a eso se crea también la residencia en distintas partes del país”, explicó la Dra. Yamila Horane, instructora de la RISaM.

El 30 de septiembre de este 2021 se cumplirán los primeros cuatro años de la Residencia Interdisciplinaria de Salud Mental. “Es un proyecto que inicia en 2017 junto con una residencia similar, de iguales características en Concordia, y donde la residencia base que tiene más de 40 años de antigüedad, está en Paraná y funciona en el Hospital Escuela de Sauld Mental”, detalló.

Y agregó que: “La idea de que sea interdisciplinaria habla de la misma definición que pone la ley, que tiene que ver con la complejidad de lo que es el padecimiento psíquico. Y en ese sentido se empieza hablar de padecimiento psíquico y no de patologías mentales y se incluye a la problemática que tiene que ver con adicciones dentro de la legislación también”.

“Se hace hincapié en que esto no es solamente un problema mental, esto tiene que ver con un padecimiento psíquico en un contexto y en un momento determinado, teniendo en cuenta la integralidad de la persona y toda la historicidad de su vida y su día a día”, especificó Horane.

Además explicó que para poder trabajar sobre esto un médico psiquiatra y un psicólogo no alcanzan, ya que se necesita la interdisciplinariedad de la Psiquiatría, la Psicología, la Terapia Ocupacional, el Trabajo Social, la Enfermería y (sumada el último año) la Comunicación Social. Siendo estas las disciplinas que forman parte y que están contempladas en la ley.

“La interdisciplina hace que los casos se escuchen y se piensen mancomunadamente, intercambiando los saberes y discutiendo en función de lo que cada uno tiene para aportar”, valoró.

A su vez, marcó que “después hay momentos en los cuales un paciente requiere de una disciplina determinada, y a partir de ahí solo hace un tratamiento específico. En líneas generales y en el Hospital, y sobre todo en aquellos casos que entran por guardia a salud mental o están internados en la sala de salud mental, que requieren de la interacción y el trabajo en conjunto y en equipo de las distintas disciplinas”.
La RISaM
La residencia comenzó en 2017 con 3 residentes y la Dra. Horane como instructora. En el segundo año se sumaron 4 residentes, en el tercero también fueron 4, y este último año ingresaron 7, y además se logró la inclusión de una jefa de residentes mediante concurso. “La RISaM creció y crece, pero aún nos cuesta incorporar más médicos, en eso tenemos uno solo y yo como instructora, después son las otras disciplinas las más solicitadas”, señaló Horane.

En lo académico, los residentes rotan por distintas áreas del Hospital. Forman parte de la guardia y de la sala de Salud Mental, del seguimiento de los pacientes recientemente externados, de consultorios externos disciplinariamente, de Infectología, Oncología, Perinatología, interconsultas y fuera del Hospital en Atención Primaria de la Salud, donde además tienen 4 meses de rotación libre.

“En el último año, el residente ya no se encuentra en rotación sino que transita un año de devolución a la Provincia, y de esta manera se piensa en que parte de nuestra ciudad o de otra esa persona se va a insertar donde sea más necesario un profesional especializado en Salud Mental”, puntualizó la profesional.

Cabe destacar que al iniciar la RISam, comenzaron también las guardias en Salud Mental, donde en principio eran de dos días con dos residentes y acompañados telefónicamente por la Dra. Horane para las cuestiones más complejas. Posteriormente se agregaron más días a la semana y se empezó a convocar a personal de planta para hacerla los fines de semana. Actualmente hay una Guardia de Salud Mental los siete días de la semana y durante las 24 hs.

Por otro lado, Horane explicó que en la cuestión formativa hay un importante trabajo y una gran construcción, “actualmente hay una formación de la cuestión médica, un extenso programa de Psiquiatría, con características propias de este Hospital, con supervisión de casos, formación también en Piscología, en Salud Mental, y un Módulo Intersaberes, dónde se enseña la transversalidad de las nuevas disciplinas como Terapia Ocupacional, Trabajo Social y Comunicación Social”, describió.

“Estamos todo el tiempo renovándonos, volviendo a construir. Es una residencia muy nueva pero la formación puedo decir que es completa para todas las disciplinas, si bien aún queda un recorrido para fortalecer en aquellos puntos más débiles”, opinó.
La importancia de una Residencia
La RISam hizo conmover las estructuras del Hospital y del Servicio de Salud Mental, “eso significó un sacudón a todos nosotros que veníamos trabajando de una manera más clásica, viene residencia con ideas nuevas, con planteos, con críticas constructivas a lo que se estaba realizando, sobre todo haciendo hincapié en los derechos humanos de los usuarios, en el derecho al acceso a la salud, y la necesidad de dar respuestas acompañando a todas las necesidades que se puedan”, explicó su instructora.

“En eso el equipo de salud mental se ha visto totalmente renovado, lo que generó muchas conmociones en el sentido de reorganizarnos día a día”, añadió.

Como desafío la RISaM se plantea profundizar y no dejar de lado ninguna disciplina, poder dar respuestas a todas y fundamentalmente lograr que haya médicos en el equipo. Además, que la residencia forme parte de la investigación, de la realización de proyectos y de la formación continua. “Nuestro desafío es formar profesionales de alta calidad, comprometidos en la salud pública y en los derechos humanos”, concluyó.
La construcción interdisciplinaria
Anabella Rivera Siris es Licenciada en Terapia Ocupacional y cursa el 3° año de la RISaM. Cuenta que “actualmente apuestan a este sistema de residencias, una totalidad de 15 residentes de diversas disciplinas, entre ellos: psicólogos, trabajadores sociales, terapista ocupacionales, médicos y comunicadores sociales”.

“Esto no solo ha implicado año tras año ir reorganizando el aspecto formativo y académico, sino también los espacios de rotación intrahospitalario y en comunidad en lo que nos vamos incluyendo. La residencia para mí, más allá de la actividad académica y asistencial que forman parte de nuestro marco normativo, implica un acercamiento directo a las diferentes manifestaciones del sufrimiento psíquico”, agregó.

Asimismo consideró que “es a partir de una escucha atenta y respetuosa que se comienza a co-pensar y construir junto con otros profesionales los modos de abordaje. Hay un compromiso ético y profesional que nos implica y necesariamente debemos pensar cada una de nuestras intervenciones con un enfoque de derechos, poniendo por supuesto, el acento en la construcción y el trabajo interdisciplinario que propicia el escenario de aprendizaje permanente y una construcción colectiva”.

Por su parte, Ana Claret, Psicóloga y Jefa de Residentes contó que cursó la Residencia Interdisciplinaria de Salud Mental en la ciudad de Paraná y su tránsito de rotación ha tenido que ver con espacios de salud comunitaria, espacios grupales de talleres, de prevención y promoción de la salud.

“Me parece que la RISaM como política pública es una herramienta fundamental en la formación de recursos humanos desde el Estado, desde la salud pública, como un modo de fortalecerla pero a la vez de formar recursos desde la perspectiva de derechos y con lógicas que sean alternativas al modelo manicomial”, indicó.

En ese sentido, añadió que “la RISaM en un hospital general me parece que es un gran desafío, en términos de poder proponer lógicas de atención acorde a lo que plantea la Ley de Salud Mental. Que se hayan abierto dos sedes a parte de la de Paraná es un modo de descentralizar la formación y que los recursos humanos se estén cubriendo en toda la provincia, conjuntamente con un trabajo articulado e inter sedes para el fortalecimiento de esas relaciones”.

“Nosotros desde la singularidad aportamos ser una sede en un hospital general, que es algo innovador para toda la provincia”, finalizó.
Formación continúa Salud con perspectiva de DDHH
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]