A poco más de un mes de que la empresa concesionaria de la Terminal de Ómnibus de Gualeguaychú -Rotonda Group S. A.- tomara la decisión de bajar la barrera e impedir el ingreso de la empresas de transporte de pasajeros que incumplen con el pago del canon por derecho de andén, de acuerdo a lo establecido por la ordenanza de diciembre de 2017 del Honorable Concejo Deliberante (HCD)- la situación se ha tornado insostenible: para la empresa que argumenta que no hay manera de brindar el servicio de la Terminal ante la intransigencia de las empresas pertenecientes al Grupo Derudder y a Jovi Bus.

Pero sobre todo, la situación es insostenible para los vecinos que esperan bajo el sol, soportando las altas temperaturas, aquellos micros que los trasladarán a otros destinos, ascendiendo a los vehículos estacionados en la vía pública, exponiéndose a riesgos innecesarios, entre otras tantas cuestiones que están profundamente ligadas a la temporada turística de Gualeguaychú.

¿Acaso podemos imaginarnos lo que será la rotonda frente a la Terminal durante el fin de semana largo de Carnaval de continuar el actual conflicto? Sin ir más lejos éste sábado comienza el mayor espectáculo que tiene nuestra ciudad, y desde la Municipalidad no hay más que envíos de notas, centenares de multas labradas y ninguna solución que permita destrabar un conflicto que trasciende ampliamente los intereses de los privados.

"Rotonda Group S.A. sigue reclamando a la Municipalidad que arbitre en esta situación tan delicada porque mantener la prestación del servicio en estas condiciones, es insostenible. Solo para dar un ejemplo, hace 2 años la empresa pagaba 12 mil pesos de luz, ahora paga 60 mil", explicó el abogado patrocinante de la firma, Darío Carrazza.
"Le estamos pidiendo a la Municipalidad una revisión de los términos del contrato, revisar las prestaciones de uno y de otro, para ver que se puede renegociar en relación a lo que se firmó en 1999 e intentar arribar a una solución. La Municipalidad no puede pretender que Rotonda Group brinde un servicio que no le pagan, o que vaya a un juicio que va a durar 6 años para que le paguen lo que dice una ordenanza que las empresas de transporte de pasajeros deberían haber comenzado a cumplir en enero del 2018", continuó el abogado.

"La intransigencia de las empresas de transporte desconociendo la ordenanza del HCD, órgano que fijó el canon que se debe pagar en 260 pesos, mientras que las empresas se mantienen en la postura de abonar 160 pesos por colectivo, es grave. Esto es como si fuéramos a la estación de servicio, cargáramos el tanque y cuando nos cobre el playero le decimos que no estamos de acuerdo con el precio y que no lo vamos a pagar porque no está a ese valor en otros países del mundo", ejemplificó Carrazza.

"El Ejecutivo local tiene la responsabilidad de librar el diálogo, tiene que dar una solución política. Se necesita madurez de la gestión de Piaggio ante el planteo de una empresa que construyó esa Terminal con fondos propios en un terreno propio y que hoy no puede afrontar los costos ante la deuda millonaria de las empresas de transporte de pasajeros que no abonan el canon".
LA HISTORIA DE UN CONFLICTO EN LAS PUERTAS DE LA CIUDAD
Se trata de un conflicto viejo, que se alimentó durante muchos años en el vacío existe de la legislación local, pero que luego se profundizó una vez que las ordenas que regulaban el canon fueron ignoradas por las empresas de transporte que componen el Grupo Derudder Hermanos y la empresa Jovi Bus.

"El incumplimiento de las empresas de transporte de pasajeros, genera a Rotonda Group S. A. una deuda impositiva que no podemos afrontar si no hay ingreso de dinero. Esta situación también pone en peligro las fuentes laborales que sostienen a más de una decena de familias. Hay una ordenanza que no se cumple y que nadie hace cumplir. Estamos como antes de la normativa, sin respuestas a un conflicto originado en la intransigencia del Grupo Deruder, actitud a la que se pliega el propietario de la empresa Jovi Bus", explicó a R2820 en febrero del 2017 la titular de la empresa concesionaria del servicio brindado por la Terminal de Gualeguaychú, Silvina Carré.

"La ordenanza establece un monto específico de canon por micro; esto es lo que Rotonda Group S. A. factura. Los empresarios Colombo y Vitasse consideran que tienen que pagar otro monto de canon por colectivo, lo mismo que hace dos años. Es importante decir que esto es lo que tienen que pagar por micro, no por pasaje. Con menos de lo que vale un pasaje pagan el canon de un colectivo que tiene entre 60 y 65 butacas", explicó Carré, quien en aquel momento ya reclamaba la actualización del canon y el pago en tiempo y forma de las empresas, que sí incrementan el costo de los pasajes a los usuarios del servicio.

En concreto: si un pasaje a la Terminal de Retiro -en Capital Federal- cuesta entre los 590 y los 620 pesos -depende el servicio- lo que establece la ordenanza vigente es que las empresas del Grupo Derudder, por ejemplo, deberán abonar menos de la mitad de un pasaje para que el colectivo completo acceda al derecho de andén en la Terminal. Menos de medio pasaje. Ante la situación de los usuarios bajo el sol intenso, con altas temperaturas y soportando otras inclemencias del tiempo, esto no resiste el menor análisis.
"Rotonda Group no puede pagar por debajo de lo que indica la ordenanza porque estaríamos incumpliendo la normativa, pero ellos pagan -en el mejor de los casos cuando lo hacen- lo que consideran y nos generan una deuda impositiva que es absoluta responsabilidad de Colombo (Derudder) y Vitasse (Jovi Bus). Lo que buscan es asfixiarnos porque estamos peleando contra una mega empresa que tiene el monopolio del transporte de pasajeros y negocios en toda la Argentina", denunció oportunamente Carre.

Pero todo sigue igual que hace poco más de un mes, a horas del inicio del Carnaval del País y del pleno desarrollo de la temporada turística 2019. Salvo por las 200 actas labradas contra las empresas por Tránsito Municipal 15 días atrás, antes de retirarse de los controles en las inmediaciones de la Terminal de Gualeguaychú, todo sigue igual.

Cabe destacar que la Municipalidad intimó a Rotonda Group S. A. a levantar la barrera que impide el ingreso a los micros las empresas que no abonan el canon establecido en la ordenanza, pero que no manifiesta ninguna alternativa que permita que cumpla su parte del contrato con la concesionaria. Sin diálogo, sin la intervención del HCD, sin mecanismos de control que permitan el cumplimiento de la normativa local, los pasajeros continúan siendo rehenes de la situación.

Vale recordar que las empresas que integran el Grupo Derudder y que adeudan el canon establecido por la ordenanza sancionada por el Legislativo local son Flecha Bus, San José, Rápido Tata, Nuevo Expreso, Zenit y Ciudad de Gualeguay; por otra parte también es deudora la empresa Jovi Bus. "Todas estas empresas abonan desde octubre del 2015 el mismo canon, no aceptan los aumentos pese a que ellas si incrementan el valor de los pasajes", cerraron desde Rotonda Group. Las mismas ingresan a la Terminal cuando el micro tiene como final del recorrido Gualeguaychú.
SIN SOLUCIÓN

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]