Hace muchos años ella fue víctima. Tiempo después siendo madre, Silvia tuvo que salir a defender a su hija frente a un progenitor denunciado como abusador. En el camino se cruzó con cientos y miles atravesados por esa verdad que los lastima física y psíquicamente.

Los abusos de menores tienen manifestaciones múltiples, silenciosas, pero dejan secuelas. En nuestra ciudad se juzgaron varios hechos, pero siempre es necesario recordar para que no se repitan.

Silvia Piceda, cofundadora de la Asociación Adultxs por los Derechos de la Infancia, comentó en R2820 en CNN Gualeguaychú que prosiguen con la campaña iniciada en julio pasado para recolectar firmas digitales.

El fin es visibilizar las distintas manifestaciones de abusos de menores que se dan en todos los estamentos de la sociedad y para comenzar a corregir la “legitimación” social de esos delitos.
Con una experiencia personal profunda y dolorosa, Silvia Piceda, narró que “nuestra Asociación Civil nace en 2012 cuando nos conocimos con Sebastián Cuattromo tras el juicio y condena de un profesor marianista que abusó de él”.

Lo que inicialmente fue compartir un dolor y buscar contención en el otro, se transformó en una lucha: “A partir de allí se comenzaron a contactar con nosotros cientos de víctimas y familiares de esas víctimas de abuso contra la infancia”. El sentir era colectivo y la necesidad también.

En CNN FM 100.3, Silvia confesó que “sentí que sola no podía y así surge este grupo de protectores de las víctimas de abusos sexuales en primera persona. Nuestra otra pata es la que lucha por visibilizar los hechos, porque el silencio es el mayor cómplice de los abusadores”.

Piceda afirmó que “2 de cada 10 niños sufre abuso, muchos de ellos dentro de sus propias familias” y pocos son los que lo denuncian. “Es una traición del adulto hacia un niño o adolescentes”, definió.

“No hace falta que te toque un adulto para que sea un abuso, sino que puede ser grumming, mostrar películas porno, erotizar situaciones o mostrarse desnudos frente a los niños, niñas y adolescentes”, esas acciones son violentas para la psiquis de los niños.

Silvia Piceda contó que la Asociación Adultxs por los Derechos de la Infancia impulsa una “campaña de visibilización que surge a partir de la relevancia en los medios de personas como Héctor “Bambino” Veira. Mostrarlo en televisión o en radio a esta persona condenada por abuso, creemos, que está mal. Es necesario plantear que está legitimado por la sociedad. Es decir, la sociedad debe interpelarse ante estos casos”.

Piceda expone que frente a esos abusadores debemos pensar “y saber que sienten las víctimas”. Para ella una de las barreras ante la falta de denuncias es que las propias víctimas se siente no acompañadas, segregadas dentro de los vínculos cercanos o piensan en cómo hacer que les crean dentro de sus familias.

Dentro de la plataforma digital Chance está vigente un petitorio con más de 40 mil firmas [http://www.change.org/infanciasinabuso]. “Tenemos contactos con víctimas de todo el país, el grupo de pares se mantiene en forma online, y esperamos poder extender nuestra red a Gualeguaychú pronto”.

El diálogo en CNN FM 100.3 de una de las cofundadoras de la Asociación Civil Adultxs por los Derechos de la Infancia cerró con una reflexión que no deja lugar a segundas lecturas. Silvia dijo que “solo los adultos podemos cambiar esta realidad angustiante para las víctimas que suelen ser menores y suelen ser re-victimizados hacia el interior de las familias”.
Cuidar a la víctima Sociedad Abuso Infantil
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]