El primer semestre del año dejó el saldo de 74 personas fallecidas como consecuencia de siniestros viales ocurridos en la provincia de Entre Ríos. El detalle de los números evidencia que Paraná y Concordia son los departamentos con más fatalidades y que solo en La Paz no ocurrieron tragedias viales este año. La estadística surge del relevamiento de datos realizado por UNO, a partir de la información oficial aportada por la Policía sobre los hechos ocurridos en la provincia.

Quizás el dato más relevante para el análisis de quienes deben trabajar en la problemática es sobre las causas de los accidentes fatales. Según estas cifras, los despistes y los choques frontales provocan la mayoría de las muertes. En cuanto al desvío de la cinta asfáltica, que en algunos casos incluye también el vuelco del vehículo, se contabilizan 27 fallecimientos. Se trata, en su mayoría, de siniestros viales originados en la alta velocidad a la que circulan los conductores en las rutas, que ante una eventualidad no les permite controlar el vehículo.

A su vez, el estado del asfalto también ha incidido en algunos hechos, entre otros elementos. En la variable de los impactos de frente entre dos vehículos, se produjeron 15 muertes. Se trata del tipo de accidente en el que más peligra la vida, y que pueden dejar múltiples víctimas, como en el ocurrido en la ruta 12, cerca de Hernández el 28 de marzo, en el que murieron tres integrantes de una familia.

A su vez, en cada caso revela que uno de los dos conductores adoptó la maniobra temeraria de invadir el carril contrario, salvo excepciones donde el cruce de las líneas divisorias sucedió por causas fortuitas. Los choques de diferentes modos (en intersecciones, por alcance, atropellos) se cobraron 29 muertes en total. Un dato que se mantiene casi exacto en los últimos años es que la gran mayoría de las tragedias ocurren en rutas: el 75% (56 personas) de las víctimas ha perdido la vida en siniestros sucedidos en arterias nacionales o provinciales.


En tanto, se registraron 17 fallecimientos en choques en calles de diferentes ciudades de la provincia y una en un camino vecinal. En cuanto a las rutas más peligrosas, la autovía Gervasio Artigas (ruta nacional 14), volvió a convertirse en la más mortal en la provincia. Su característica de vías por carriles separados evidencia que lo antes mencionado, que el despiste por alta velocidad es una de las causas principales de las tragedias.

Le sigue la ruta nacional 12, con ocho muertes, y la 18, con cuatro. En las rutas provinciales, que son mucho más numerosas, 28 personas perdieron la vida, igual cantidad que en el total de muertes en rutas nacionales. La N° 11 (que une Gualeguay y Paraná) y la N° 131 (que tiene solo 30 kilómetros y va desde Crespo a Diamante) fueron las más trágicas, con cinco muertes cada una este año, seguidas por la N° 39 (Basavilbaso-Concepción del Uruguay) con cuatro.

En la distinción de víctimas por sexo, la estadística revela que 63 fallecidos fueron varones y 11 eran mujeres. Por otro lado, también se destaca que la mayoría de las tragedias fueron protagonizadas por autos. Iban en este tipo de vehículos 34 fallecidos, mientras que 24 circulaban en motos. Cuatro personas perdieron la vida al accidentarse a bordo de una camioneta, igual cantidad que en utilitarios. Hubo un camionero y un ciclista muertos por choques, en tanto que se registraron seis peatones que fallecieron atropellados.
Siniestros viales

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]