El director del Centro de Salud Juan Baggio, Jorge Roko, se refirió al difícil año que terminó. Se mostró satisfecho por “haber seguido creciendo y sumando servicios en un contexto muy complicado” y remarcó el permanente acompañamiento del Ministerio de Salud de Entre Ríos.

El trabajo realizado durante 2018 fue mucho. El Centro de Salud Juan Baggio se destacó por haber apostado siempre al crecimiento y a la diversificación de iniciativas, en el marco de una crisis económica y social que se fue incrementando con el paso de los meses.

Campañas de todo tipo, trabajos junto a los vecinos, servicios que lejos de recortarse o reducirse se expandieron, esfuerzos que se multiplicaron. Así fue el año que terminó. Desde la incorporación de un Autoanalizador Bioquímico y un Contador Hematológico –aparatología de primera tecnología que ya forma parte del Laboratorio del Hospitalito–hasta la presentación del nuevo servicio de Cardiología, pasando por el novedoso taller de Ajedrez para niños y adultos, reformas edilicias, y un sinfín de iniciativas en la vía pública. Todo ello sin descuidar la atención y el normal mantenimiento de todos los servicios de la institución.

Al respecto, el director del Centro de Salud, Jorge Roko, se refirió a uno de los aspectos que marcó, de principio a fin, el año pasado: el aumento de la demanda. “La gran crisis económica hizo que muchos vecinos de la ciudad –el ejemplo más repetido son los cortes en las obras sociales– se vean impedidos de acceder al sistema privado de salud y se volcaron al público. Nosotros podemos decir con mucha satisfacción que logramos dar respuesta a esa creciente demanda, en un marco de una gran suba de precios en cuanto a los insumos médicos”, expresó. Al tiempo que destacó “el compromiso de los 74 trabajadores y trabajadoras de la institución” y el “permanente acompañamiento del Ministerio de Salud de Entre Ríos”.

“El Hospitalito ha demostrado estar a la altura de clínicas privadas. Y esto es muy importante para nuestra concepción de la salud pública. Porque el Estado debe mostrar que, si existe una gestión ordenada y comprometida, se puede tener los servicios que la gente necesita”, agregó Roko.

“Muchas veces pasa que por el sólo hecho de ser públicas las instituciones son cuestionadas. Nosotros podemos mostrar que crecimos durante ocho años y especialmente en el que terminó. Porque fue, sin dudas, el más difícil de todos. En 2018 redoblamos esfuerzos para dar respuesta a una demanda que creció al ritmo de la crisis, y por eso estamos orgullosos, aunque ya estamos trabajando en los múltiples desafíos que nos planteamos para este 2019”, concluyó el director del Centro de Salud provincial.
Salud Balance Sociedad

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]