"El gobernador Gustavo Bordet y la vicegobernadora Laura Stratta dieron a conocer una serie de medidas que se ponen en marcha desde el Ejecutivo provincial para fortalecer y mejorar las políticas contra la violencia de género", informaron desde Prensa del Gobierno de Entre Ríos.

Durante el anuncio "remarcaron la necesidad de contemplar todos los aspectos que derivan del aislamiento social, preventivo y obligatorio establecido entendiendo que esta situación puede generar condiciones de mayor vulnerabilidad para las mujeres que sufren violencia".

Asimismo adelantaron que "se articulará con el Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad de la Nación que advirtió que las situaciones de aislamiento social forzoso pueden derivar en un aumento de los casos de violencias por motivos de género y dispuso de la Línea 144 para obtener atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia por razones de género (no es una línea de emergencia. Para casos de riesgo debe llamarse al 911)".
Bordet rompió el silencio

Al dar a conocer las medidas, el gobernador Gustavo Bordet habló por primera vez sobre el reciente femicidio de Fátima Acevedo. Durante la reunión de trabajo que mantuvo con la vicegobernadora explicó que “éste fue un tiempo de escucha atenta y reflexiva, y de profundo respeto al dolor de sus seres queridos y de la sociedad”.

“Pero también fue un tiempo de revisión y de mucho trabajo al que se suma este nuevo escenario que exige que tomemos en este aspecto también decisiones importantes y comprometamos nuestro esfuerzo en la prevención de la problemática de la violencia”, dijo en consonancia a las declaraciones de su ministra Rosario Romero, quien se adelantó a la estrategia del gobierno provincial brindando declaraciones mediáticas que causaron gran revuelo en el gobierno provincial.

La ministra de Gobierno y Justicia salió a bancar el cuestionado accionar del Estado entrerriano. Sus palabras avivaron una hoguera que la agenda impuesta por la propagación del coronavirus no pudo apagar.

“El reciente femicidio de Fátima nos conmovió como sociedad, como padres, como entrerrianos, pero especialmente como gobernantes y nos interpela a los tres poderes del Estado, en todos sus niveles”, remarcó Bordet en el marco de los anuncios.

En este sentido reveló que “el gobierno provincial, sólo en la ciudad de Paraná, atiende mensualmente un promedio de 400 mujeres en situación de violencia y pone en marcha a diario decenas de estrategias para acompañar a las mujeres”.

“Pero los hechos muestran la necesidad de que todos redoblemos el esfuerzo, que revisemos y mejoremos nuestras prácticas, en especial en este duro contexto que nos toca atravesar”, lanzó el mandatario.

Así afirmó que “junto a la vicegobernadora Laura Stratta, promoveremos la revisión del marco normativo existente para poder partir de un encuadre que proteja a las mujeres y diversidades en situación de riesgo y vulnerabilidad”.

"Bordet explicó que se trabajó con los demás poderes del Estado provincial para concretar la reglamentación de la ley 10.058 de Protección Integral de las Mujeres, y adelantó que estará firmando el decreto para que la norma entre en vigencia", adelantó.

"He dado instrucciones precisas y estamos trabajando al interior de la Policía de Entre Ríos para garantizar la real y efectiva protección de las mujeres que acuden a las comisarías por violencia de género o se comunican a través de los números de emergencia”, precisó.

Por otra parte, anunció que "la provincia creará un Equipo Interdisciplinario Especializado para la Protección a Víctimas de Alto Riesgo, y para cuya conformación se realizará una convocatoria a profesionales especializados en la temática".

"Esta medida posibilitará intervenir en aquellas situaciones que resulten más urgentes, y en las que se adviertan incumplimientos de las medidas de protección dictadas. Para ello se trabajará con un protocolo específico para la protección de las mujeres en situación de mayor peligro, sus hijos e hijas. “Es fundamental el trabajo articulado con el Poder Judicial”, subrayó Bordet.
Al mismo tiempo, y “con el objetivo de intervenir en la desigualdad y reducir la violencia económica”, anunció que se fortalecerá el acompañamiento económico de las mujeres en situación de riesgo a través de ayudas, subsidios y programas de acceso a la vivienda.
“Estamos trabajando transversalmente, con todos los organismos, para implementar estas herramientas apenas las condiciones lo permitan”, aseguró.
Paquete legislativo
Por su parte, la vicegobernadora Laura Stratta sostuvo: “Fueron y son días de mucho dolor después del femicidio de Fátima. Días de escucha atenta, de reflexión, de trabajo, de intercambio. El femicidio de Fátima también nos interpela a revisar las leyes que existen en nuestra provincia y en ello avanzaremos en este tiempo”.

En ese sentido, se refirió a la importancia de “poder llamar a la violencia de género por su nombre para aplicar la legislación específica, evitar superposiciones en la intervención y, en definitiva, para poder proteger. Por eso desde la Vicegobernación vamos a promover además la revisión de la Ley de Violencia Familiar N° 9.198, que surgió a la luz de otros paradigmas, pero que hoy, muchas veces no permite visibilizar la violencia de género ni poder enmarcar la intervención correctamente”.

“Vamos a trabajar en forma conjunta con el Ministerio de Desarrollo Social y los municipios que cuentan con casas de protección para mujeres, niñas y niños, en la elaboración de una propuesta legislativa que dé marco al trabajo de estas instituciones”, lo que posibilitará contar con estándares, condiciones de seguridad y de funcionamiento, para cumplir con el objetivo principal de proteger a las mujeres en situaciones de alto riesgo", cerró.
La palabra que el gobierno no pronuncia para hablar de violencia de género: emergencia
Aquel 8 de marzo en el que de encontró el cuerpo sin vida de Fátima Acevedo, todo cambió. Y la movilización que se gestó ante la indignación por las condiciones y responsabilidades concretas en torno al crimen de la joven, no paró de pedir consecuencias en todos los estamentos.

Pero entre el pliego de reivindicaciones de los colectivos de mujeres y diversidades se reclama mucho más. Exigen futuro: La asignación presupuestaria en el marco de la declaración de la emergencia en materia de violencia de género para asistir a las víctimas y evitar que Entre Ríos siga sumando mujeres muertas a las tremendas estadísticas.

El gobierno se cuida de hablar de emergencia. Aunque si habla de crear nuevas leyes cuando no hay autoridad de competencia capaz de garantizar el cumplimiento de aquellas que ya existen; menciona cambios en la articulación de sus áreas, propone reglamentar y poner en vigencia nuevos marcos jurídicos, pero nadie pagará las consecuencias de no haber escuchado el grito ensordecedor con el que Fátima completó cada renglón de las reiteradas denuncias contra su presunto femicida.

Bordet esperó paciente que bajara la espuma, y salió al ruedo recuperando la iniciativa política en torno a un tema que sacudió su andamiaje. Habrá que ver si lo anunciado logra ser eficaz y si le permite al gobernador articular con aquellos sectores que hasta hoy exigen que la política pública en materia de género cambie de raíz.
Fin del silencio
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]