Regular las maquinarias de manera adecuada en función de la plaga o enfermedad a tratar y característica de la plantación, es fundamental para evitar el uso excesivo de agroquímico, proteger al aplicador, defender el medio ambiente y favorecer la economía del productor.

La jornada dio inicio con las palabras de bienvenida del secretario de gobierno de La Criolla, Antonio Panozzo, posteriormente se realizó la presentación de los ingenieros agrónomos Sebastián Perini y Juan Manuel Roncaglia, de la agencia de Extensión del INTA en Chajarí, mostrando los requisitos técnicos del tractor y de las pulverizadoras a turbina más utilizadas en la zona.

Se presentaron conceptos de lo que se requiere para obtener una buena regulación, el correcto uso de la maquinaria y la utilización de un empicado en función de la enfermedad o plaga a controlar. Se resaltó la importancia de una buena regulación de la potencia del tractor, velocidad de marcha y presión de trabajo.

También se destacó la importancia del mantenimiento de la bomba, del sistema de aplicación y de la generación de la corriente de aire por la turbina. Posteriormente en el frente del salón, se realizó una demostración de regulación con la turbina del municipio cedida para tal fin. Todo esto se consideró, teniendo en cuenta que para la regulación son fundamentales las características intrínsecas de cada lote, como distancia de plantación, estado y tamaño de las plantas.

También se destacó la importancia del mantenimiento de la pulverizadora su bomba hidráulica, filtros, del sistema de aplicación y de la generación de la corriente de aire por la turbina. Y evitar pérdidas de líquido en todo el circuito

Posteriormente la Lic. Cecilia Kulckzycki, se refirió al tema del uso responsable de agroquímicos y la utilización de los elementos de protección personal. El principal objetivo fue concientizar a los operarios de la importancia del manipuleo responsable de agroquímicos. Se refirió a las características de los productos utilizados, explicando las normas de seguridad que traen los envases, el significado de los colores y los pictogramas de las etiquetas para advertir sobre la peligrosidad de su contenido.

Por último, el Ing. Agr. Ricardo Mika hizo alusión a la regulación de las maquinarias en función de la plaga o enfermedad a tratar, explicando la metodología del TRV, probada técnica que orienta al técnico asesor y al operario a controlar los problemas fitosanitarios utilizando las cantidades correctas de volúmenes y concentraciones.

Esta regulación depende especialmente del estado y tamaño de las plantas y también de la enfermedad o plaga a controlar. Con esta metodología se evita el uso excesivo de agroquímicos, abandonando la forma tradicional de realizar los controles utilizando altos volúmenes de aplicación. Los objetivos fundamentales de estas técnicas son proteger al aplicador, defender el medio ambiente y favorecer la economía del productor. Esta práctica trae un ahorro sustancial en mano de obra y agroquímicos, obteniéndose excelentes resultados en la calidad de la fruta. Este es un factor clave para lograr una buena comercialización de la producción.

La capacitación fue organizada en el marco del proyecto local “Contribución a la mejora en la oferta de mano de obra calificada y mecanización en producciones locales” el proyecto FONTAGRO y la municipalidad de La Criolla.
La Criolla INTA
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]