El viernes un grupo de amigos y familiares de Sergio Gómez se congregaron en Concordia y La Cantera para instalar un pasacalle que recuerda lo ocurrido hace 5 meses atrás.

“El cielo abrió sus brazos antes de tiempo. Justicia por Sergio Gómez”, reza el cartel instalado en el lugar donde fue asesinado en la madrugada del 10 de mayo tras ser apuñalado, supuestamente, por Jonathan Joaquín Rodríguez.
El presunto homicida sigue detenido con una preventiva que se le renueva cada 30 días con la finalidad que llegue al proceso de juicio oral y público –posiblemente con la modalidad de jurados populares- en prisión.

El fiscal Mauricio Guerrero anticipó a R2820 que "una vez que concluyan las últimas medidas de prueba, estaríamos en condiciones de elevar la causa a juicio".

El sábado 10, los vecinos de Sergio, la familia y sus amigos se juntaron en el Barrio La Calera, a pocos metros de la terminal de micros para recordarlo.

Teresa, la mamá de Sergio Gómez, charló con R2820 y contó que “en la noche del viernes 9 colgamos un pasacalle para seguir recordando a mi hijo. Vamos a colgar otro pasacalle en unos días en la zona de Costanera y después seguimos pegando afiches en los postes de luz para visibilizar nuestro pedido de justicia”.

“Ya estuvimos en Del Valle, en Rocamora y ahora nos falta hacerlo en 25 de Mayo. Lo hacemos por la noche, porque como todos somos trabajadores nos organizamos para poder hacerlo sin faltar a los trabajos”, agregó Teresa.

Los familiares de Sergio siguen pidiendo por Justicia y sobre todo que la sociedad de la Gualeguaychú los acompañe en ese reclamo. El caso ocurrió en plena pandemia y eso no les permitió hacer marchas o poner el tema en la agenda.
LOS HECHOS
Aquella madrugada de domingo 10 de mayo, en la zona de La Cantera y Buenos Aires, los agentes de policía de la comisaria Primera detuvieron un remis al ver que un joven había subido corriendo y escapando del lugar. Rodríguez tenía su rostro con sangre y un cuchillo pequeño en las manos. Le pidió al remisero que lo llevara a la casa de su mujer.

El presunto agresor hacía pocos días que había cumplido una prisión domiciliaría y recuperado la libertad. Además acumulaba una denuncia por violencia de género.

Sergio Gómez murió por dos heridas punzocortantes, una en la zona del tórax y la restante en el espacio intercostal izquierdo. El cuchillo que lo dejó agonizando fue secuestrado esa misma noche por la Policía dentro de la vivienda.

Sergio Gómez no tuvo oportunidad de defenderse. Fue sorprendido por su agresor cuando llegó a su casa para pedirle que dejara de molestar a su amigo. Sin mediar palabras, Rodríguez le pegó dos puñaladas mortales.
A 5 meses del crimen Barrio La Cantera
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]