“Lo único que estoy reclamando es que se hagan cargo del tratamiento y de lo que he gastado en estos años en mi salud”, expresó Lemes respecto a la causa que sostiene.

Estela Lemes convive con Glifosato en el cuerpo hace más de seis años. Su escuela, la Bartolito Mitre, de Costa Uruguay Sur, ha sido fumigada en varias ocasiones y ella es víctima, hace mucho tiempo, de esta práctica: le detectaron una neuropatía y el síndrome químico múltiple, lo que le genera un progresivo daño en su salud.

El tratamiento que debe hacer es de por vida, "pero desde hace años mantiene una lucha, tan injusta como perversa, con su ART -la que le corresponde por ser empleada del gobierno provincial- porque desde la misma niegan que se trate de un “accidente laboral”. Posición que, al menos, es cuestionable, ya que la docente se encontraba en la escuela, lugar donde vive, cuando el avión fumigador pasó sobre su cabeza rociando veneno", precisaron desde la Municipalidad.

Tras conocerse la decisión de la Justicia en el juicio iniciado por Lemes, el bloque de concejales de PJ- Creer Entre Ríos recibió a la docente para escuchar su historia de primera mano y brindarle todo el respaldo posible.

“Nosotros demandamos a la ART Iapser por negarse a cubrir mi tratamiento. Ellos sostienen que no es una enfermedad de riesgos de trabajo porque no está dentro de la cartilla. La demanda también es ante el Consejo General de Educación (CGE) y ante el superior Gobierno, que son mis empleadores”, explicó Lemes.

“Fuimos a juicio y la justicia de Gualeguaychú rechazó nuestra demanda. Apelamos, lógicamente, y ahora hay que esperar para saber qué decide el Tribunal Laboral local. Vamos a ver qué pasa, pero estoy dispuesta a seguir hasta las últimas consecuencias”, expresó la educadora rural durante el encuentro con los concejales.

Sobre su salud contó que “este año, por cuestiones económicas, no he podido ir al Cener (Centro de Neurología y Recuperación Psicofísica), ubicado en la localidad de Galarza. Sigo con la medicación, pero sin kinesiología, fisioterapia, el acompañamiento psicológico y todo lo que hago allá”, aclaró.

Y enfatizó: “La perito médica, luego de varios estudios, me informó que tengo 37,57 por ciento de discapacidad. Pero, que quede claro, yo no pido ser considerada discapacitada, no quiero una jubilación, ni mucho menos. Lo único que estoy reclamando es que se hagan cargo del tratamiento y de lo que he gastado en estos años”.

Por último, tras el encuentro, valoró la invitación del bloque oficialista y aseguró que se sintió respaldada y escuchada. “Siempre que hablo de lo que me pasó me siento en el lugar de quien está pidiendo disculpas por ser víctima, es horrible, pero es así. En este caso, afortunadamente, no sentí eso. Además, pude contarles sobre la escuela y sobre nuestras necesidades”, sintetizó.
Causa común
Por su parte, tras la reunión, la presidenta del bloque PJ – Creer Entre Ríos, Andrea Noguera, puso de manifiesto “la necesidad de acompañar a Estela en este momento, luego del fallo desfavorable, por lo que es ella humanamente y por lo que representa su causa para Gualeguaychú”.

“Estela es una docente con verdadera vocación y también una luchadora. Ella se enfermó a raíz de las fumigaciones y, a pesar del tiempo y los reveses, sigue dándole para adelante, sin bajar los brazos. Es una lucha muy desigual porque del otro lado están los poderes económicos que, lamentablemente, muchas veces están por sobre la vida de las personas”, cuestionó la concejal.

Por su parte, Susana Villamonte -ex directora de Ambiente municipal- dijo: “Cuando conocemos casos como el de Estela me preocupan cada vez más que se siga anteponiendo la economía a la salud”.

"Decisiones como las que se tomaron en nuestra provincia, mediante un decreto que presupone que una deriva de fumigación aérea no va a llegar a más de 100 metros de una escuela, son equivocadas y muy dañinas para todos y más para quienes están expuestos directamente. Actualmente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) pide no tratar más a la salud vegetal, animal y humana como compartimientos estancos, es una sola salud. Si no hay salud ambiental ninguna actividad humana sobre el planeta es posible de lograr", sintetizó la concejal.
Salud y Ambiente Sociedad
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]