Los trabajadores de la empresa que cuenta con más de una veintena de retiros voluntarios y 11 despidos, marcharon por las calles céntricas hasta la Secretaría de Trabajo ubicada en calle España, a la espera de una respuesta sobre la presentación realizada por el secretario gremial de la Asociación Obrero Textil, Gastón Silva, solicitando que se dicte la conciliación obligatoria para retrotraer el conflicto y abrir una mesa de negociación.

Pese a que el encuentro fue fijado y debidamente notificado, la empresa faltó a la audiencia presentando un descargo como respuesta a la solicitud de los trabajadores, cerrando así la puerta -al menos por el momento- a la conciliación obligatoria como una alternativa para destrabar el conflicto que mantiene en vilo a 11 familias y al conjunto de los trabajadores de la planta radicada en el Parque Industrial Gualeguaychú (PIG).

Cabe recordar que la semana pasada, la empresa desistió de persistir con el procedimiento preventivo de crisis, lo cual fue tomado como una buena señal por los trabajadores, tras cuatro meses de incertidumbre que desencadenó al menos en 11 despidos más de una veintena de retiros voluntarios. Pero se trató solo de un paso en el marco de un conflicto que se dilata en el tiempo.

En ese marco, los trabajadores ratificaron la continuidad del plan de lucha y los reclamos en el ámbito de la Secretaría de Trabajo por la reincorporación de los 11 despedidos.
HISTORIA DEL CONFLICTO

Hace 4 meses, la empresa informó a los trabajadores que cerró la planta 2 del complejo, en donde se encontraba el depósito, el enconado y despacho de la fábrica. Los trabajadores que desempeñaban tareas allí fueron trasladados a la planta 1, donde funcionaba hilado y tintorería, quedando fuera de uso alrededor de cinco máquinas de este último sector.

"Estuvimos desde hace tiempo suspendidos con recorte de turnos bajo un esquema que instaló la empresa hace varias semanas: se trata de dos días menos en la semana que equivalen a 2500 pesos menos por quincena. De esa manera, desde el 15 de agosto hasta la fecha, los trabajadores nos fuimos empobreciendo. A raíz de esta situación hubo compañeros aceptaron el retiro voluntario que les propuso la gerencia (entregándoles una parte de dinero y otra parte en cuotas) porque es muy difícil aguantar la situación económica actual", contó oportunamente Silva, narrando la situación que afrontan los trabajadores de Rontaltex S.A. en medio de una crisis económica que se expresa en varias fábricas del Parque Industrial Gualeguaychú (PIG).

"El INDEC dice que para estar por sobre la línea de pobreza se necesitan 22 mil pesos, y nosotros tenemos compañeras y compañeros que son sostén de familia y que están cobrando por debajo de 20 mil pesos, sobre todo con este sistema de suspensiones", completó Silva con R2820 poco antes de que se desencadenara una nueva ola de despidos.
en la calle

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]