Un trabajo a cargo de científicos del CONICET descarta que fuera posible la presencia de Covid-19 en el envoltorio de una partida de carne argentina en China, y relativizan la posibilidad de que la aparente contaminación se haya producido en el país.

Los responsables de la investigación fueron los doctores Eduardo López (infectólogo, UBA), Carlos van Gelderen (veterinario, CONICET), Juan Martín Oteiza (biólogo, CONICET), Marcelo Singoniri (veterinario y biotecnólogo, CONICET) y Gerardo Leotta (bacteriólogo clínico e industrial, INTA-CONICET),

Entre sus fundamentos, los expertos señalan: “No existe evidencia científica que demuestre que: los virus que causan enfermedades respiratorias en humanos (como elSARS-CoV-2) se transmitan a través de los alimentos; los animales de consumo (bovinos, porcinos, aves, peces) transmitan el virus, ni que puedan enfermarse, y que el virus SARS-CoV-2 se transmita a través de la carne de peces, cerdos, bovinos, o aves u otros animales de consumo”.

Asimismo, aseguran que “la pandemia por COVID-19 no es una crisis de inocuidad alimentaria” y que “la principal vía de transmisión del virus es entre las personas, a través de partículas expulsadas por una persona infectada desde la boca o la nariz”.

En cuanto a la posibilidad de contagio a través de materiales inertes, el grupo de expertos del CONICET, explicó: “La supervivencia de SARS-CoV-2 en superficies se basa en datos experimentales (Temperatura y Humedad controlada, entre otras condiciones), que estima un máximo de sobrevida de 7 días en plásticos y en acero inoxidable”. Sin embargo, “no existe evidencia científica hasta el momento que demuestre que el virus pueda transmitirse por esta vía”, aclaran.

El trabajo además señala que “el material genético (ARN) de SARS-CoV-2 se habría encontrado en cajas externas de cartón y no en el producto elaborado en Argentina. Debido a su estructura, se considera que el cartón es una superficie porosa y que el material genético fue encontrado luego de un viaje marítimo de 55 días y luego de 8 días de movilización y manipuleo terrestre dentro de China. Cabe mencionar que no existe bibliografía científica que demuestre que el virus sea viable luego de 60 días en condiciones similares a las de un viaje de estas características”.

Y remarcan “que las autoridades nacionales llevan a cabo los controles pertinentes; que las plantas frigoríficas cumplen los protocolos preventivos con rigor; que el virus puede inactivarse mediante los Procedimientos Operativos Estandarizados de Saneamiento (POES)”.

Entre sus fundamentos, indican que “la sola detección de ARN viral en una muestra no implica que la misma contenga partículas virales infectivas. Un resultado positivo de un análisis de amplificación de ARN (por PCR o LAMP) implica solo eso. Resulta en un error conceptual inferir con esto la presencia de virus infectivo. Inclusive, en humanos recuperados de COVID-19 se ha encontrado hisopado positivos con PCR, pero cultivos virales negativos”.
Brote COVID-19 Carnes
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]