La Corte Suprema de Justicia de la Nación libró el viernes un oficio al Juzgado de Garantías N° 1 a cargo de Marina Barbagelata solicitando que remita las actuaciones del legajo donde se tramita la causa conocida como de “contratos truchos”.

Es por el supuesto desvío de fondos en el seno de la Legislatura durante el período 2008-2018, excepto en la Cámara de Diputados, cuya investigación saltea cuatros años y arranca recién en 2011.

El escrito de la Corte Suprema es breve: “En atención a lo solicitado por el Procurador Fiscal Eduardo Casal, líbrese oficio al Juzgado de Garantías n° 1 de Paraná, a fin de que disponga la remisión del expediente “Legajo OGA n° 10668 – Beckman, Flavia Marcela; Scialocomo, Esteban; Álvarez, María Victoria s/ estafa”. El escrito llegará ahora a su despacho durante la semana próxima.

Casal había pedido conocer el contenido del legajo luego de que los fiscales Patricia Yedro e Ignacio Aramberry soliciten elevarla a juicio.

En el medio, un fallo del juez federal Daniel Edgardo Alonso ratificó la competencia federal ante la petición de un grupo de abogados defensores, que entienden que el delito investigado es, en resumen, un delito electoral. Es decir que el supuesto desvío de fondos fue utilizado para las campañas políticas.

Esa maniobra, la de llevar la causa a la jurisdicción federal, contó con una maniobra política de envergadura que tuvo como arquitectos a dirigentes nacionales. En una jugada de fórum shopping en la que Miguel Ángel Pichetto, de Juntos por el Cambio, y Leopoldo Moreau, por el Frente de Todos, operaron para correr al juez federal con competencia electoral Leandro Ríos y que la causa recayera en Alonso.

El Gobierno, por su lado, defendió la competencia provincial. Así lo dejó expresado el fiscal de Estado, Julio Rodríguez Signes, en una presentación que hizo ante la jueza Barbagelatta.

Mientras tanto, desde la Procuración General en su momento dejaron trascender que este conflicto de competencia no impedirá la remisión de la causa a juicio, como ya pidieron Yedro Y Aramberry.

Con la salida Elena Highton, la Corte Suprema ingresó en un profundo proceso de crisis. La misma quedó en manos de Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Ricardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda. Quienes siguen de cerca esta causa desde un principio sostienen que si el legajo llegaba a la Corte, lo único que quedaba era esperar. Esperar en serio.

Fuente: APF/Página Política
Presunta Corrupción
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]