La discusión sobre el valor del boleto de micros urbanos, el punto de equilibrio para mantener los costos de las empresas y conservar los puestos laborales de choferes y mecánicos sigue marcando una preocupación creciente en la ciudad.

El Ejecutivo Municipal recurrió al Gobierno Nacional en búsqueda de respaldo ante el paro de las líneas 1, 2 y 4 de la última semana. En Nación no prometieron nada, sólo se comprometieron a evaluar la posibilidad de restituir un 25 por ciento del subsidio a las empresas. Desde los empresarios vieron con optimismo ese avance, pero advirtieron que no es suficiente porque está faltando otro 25 por ciento.

Para lograr ese aporte hay, aparentemente, dos caminos: que la gestión del intendente Martín Piaggio ponga ese monto como lo hacen los gobiernos de Concordia, Paraná y Concepción del Uruguay o que se aumente el boleto urbano.

En ese marco complejo, la Central de Trabajadores Argentinos Gualeguaychú remitió a R2820 un comunicado donde resaltaron que "problema claramente radica en las políticas nacionales de quita de subsidios y en el incontenible aumento del combustible" y agregan que un incremento sería un "golpe terrible sobre el bolsillo de los trabajadores y sectores populares".
Bajo el título de "Es la política económica, no el boleto", la Mesa local sostuvo que su "no al aumento del boleto y al ajuste de (Mauricio) Macri".

"La crisis económica provocada por el Gobierno Nacional nos viene impactando de diversas maneras en nuestra ciudad. Una de ellas se ha manifestado en la crisis del transporte público de pasajeros, tema que como Central de Trabajadores venimos abordando desde 2009 y vemos hoy con mucha preocupación.

No hay dudas que las empresas transportistas locales se han visto perjudicadas por las políticas de ajuste como la gran mayoría de las PyMES. Lo que se torna inadmisible es que se piense como salida de esta agobiante situación, sobrecargar la espalda de quienes usamos el colectivo. Solicitar un boleto a 23 pesos no resuelve el problema, más bien, lo agrava. Quien a duras penas hoy puede pagar los 18,40 pesos; aún más lejos estará de cubrir 23", alertó la CTA.

"El problema claramente radica en las políticas nacionales de quita de subsidios y en el incontenible aumento del combustible. Estas medidas económicas que el gobierno de Macri ejecuta emergen en cada aspecto de nuestra cotidianidad perjudicando a las grandes mayorías. Desde la CTA de los trabajadores Mesa Local, advertimos sobre el golpe terrible que significaría un aumento de boleto sobre el bolsillo de lxs trabajadorxs y sectores populares que somos lxs que usamos este medio de transporte", señalaron.

Y sumaron: "Exigimos a los legisladores nacionales de nuestra ciudad que intervengan de manera inmediata para que se tomen las medidas necesarias ante los verdaderos responsables de esta crisis que son los que gobiernan nuestro país. Expresamos nuestras solidaridad con los trabajadores que en algunos casos ya han sido despedidos o están viendo en riesgo la continuidad de su fuente laboral".

"Lamentamos la situación general por la que atraviesa el país e instamos a todos a organizarnos para resistir al ajuste y que nunca más haya un gobierno neoliberal en Argentina", aseguró la entidad gremial a través de su vocero Diego Sánchez.
Crisis económica Transporte Urbano Tarifas

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]