El 23 de septiembre se celebra el Día del Residente en todo el mundo en conmemoración al día del nacimiento, en 1849, de William Halsted, cirujano norteamericano que junto a William Osler fundó el primer programa formal de residencias en el Hospital John Hopkins.

Las residencias son tradicionalmente hospitalarias, y a mediados del siglo XX los participantes solían vivir en los hospitales, lo que originó el nombre de residencias.

En el Hospital Centenario hay actualmente tres residencias, en pediatría, en medicina general y en salud mental.

La residencia pediátrica comenzó a funcionar hace más de siete años y es un pilar fundamental para el desarrollo de los profesionales de esta especialidad. En julio del 2013 fue aprobada por el Ministerio de Salud de la Nación y de la Provincia y a partir de allí se comenzó a desarrollar con dos cupos por año y cuatro años de duración.

“En esos cuatro años los residentes pasan por la sala de pediatría, por la de neonatología, la guardia, los consultorios externos y los centros de salud, y posteriormente en el tercer año tienen una rotación afuera, en la terapias intensivas pediátrica de Paraná o del Hospital Garrahan en Buenos Aires”, especificó el Dr. Andrés Martinolich, coordinador de la residencia pediátrica del Hospital Centenario.

“En ese tiempo se trata de formar a los residentes básicamente en pediatras profesionales que puedan atender una guardia, un centro de salud, un consultorio, y si después quieren continuar en alguna especialidad pediátrica se les da la base para puedan hacerlo”, agregó.

Además, el pediatra detalló que “la residencia ha ido mejorando de a poco, contamos con especialistas que nos apoyan. Tenemos profesionales en gastroenterología, neurología, cardiología, neumonología y otorrinolaringología infantil, lo cual significa que existe un nivel científico y académico muy bueno”.

En la misma línea, Martinolich planteó que “el mejor nivel formativo es la residencia, es así que se logra un aprendizaje intensivo, ya que entran a las 8 de la mañana hasta las 17 hs con actividades asistenciales y clases teóricas y ateneos, y por semana dos guardias obligatorias”.
“Los residentes motorizan el funcionamiento del Hospital, es una simbiosis ya que ellos reciben conocimiento e instrucción, hacen sus prácticas y el Hospital y los servicios se benefician con profesionales que están metiéndole muchas horas de trabajo intensivo”, concluyó.

Residencia de Medicina General y Familiar
Nuestro efector cuenta además hace una década con la Residencia en Medicina General y Familiar. Es la más antigua del Hospital, tiene validez nacional y provincial y se está trabajando también para que tenga un título universitario.

El Dr. Pablo Morali, coordinador de la misma, contó que “es un cursado de 4 años y el último se basa en la necesidad de la provincia, por ejemplo si se solicita colaboración en algún lugar del departamento u otra localidad se trasladan”.

Durante los primeros tres años se desarrolla en el Hospital por la mañana, y durante la tarde asisten a los Centros de Salud. “El primer año son 4 rotaciones por clínica, pediatría, ginecología y cirugía, el resto de la residencia se retira cirugía y quedan las otras tres especialidades que son las materias básicas. Además de eso, hay rotaciones por cardiología, otorrinolaringología, oftalmología y dermatología”, detalló.

También hay tres meses de una rotación libre a elección de los residentes y dos guardias semanales de 12 hs. de la especialidad que se encuentren haciendo, siempre supervisadas. Por otro lado, en los Centros de Salud se especificó que la atención es en pediatría, clínica y ginecología, así como se agregan salidas a la comunidad donde se releva un informe de salud de la zona.

“El médico generalista es el primer eslabón en la cadena de salud, es fundamental para los centros de salud por las herramientas que posee que son epidemiológicas, de clínica, pediatría, ginecología, obstetricia y de cirugía”, comento el Dr. Morali.

Asimismo, añadió que: “al Hospital brinda muchos beneficios en todas las rotaciones, además de otorgar un mayor nivel académico porque exige una formación continua, siendo además una importante ayuda en guardias, en salas y en las actividades diarias”.


Residencia Interdisciplinaria de Salud Mental
La RISaM es la más reciente del Hospital Centenario. Se inició en nuestra ciudad en el año 2017 y es una formación de posgrado que pertenece al Ministerio de Salud de la Provincia de Entre Ríos. En una semana, el 30 de septiembre de este 2021, se cumplirán sus primeros cuatro años. Tiene la particularidad de involucrar a diferentes profesiones, proponiendo el abordaje integral e interdisciplinario en el campo de la Salud Mental.

Al respecto, la Dra. Yamila Horane, instructora de la RISaM, describió que “la idea de que sea interdisciplinaria habla de la misma definición que pone la ley de Salud Mental, que tiene que ver con la complejidad de lo que es el padecimiento psíquico. Y en ese sentido se empieza hablar de padecimiento psíquico y no de patologías mentales y se incluye a la problemática que tiene que ver con adicciones dentro de la legislación también”.

“Se hace hincapié en que esto no es solamente un problema mental, esto tiene que ver con un padecimiento psíquico en un contexto y en un momento determinado, teniendo en cuenta la integralidad de la persona y toda la historicidad de su vida y su día a día”, especificó.

Además explicó que para poder trabajar sobre esto un médico psiquiatra y un psicólogo no alcanzan, ya que se necesita la interdisciplinariedad de la Psiquiatría, la Psicología, la Terapia Ocupacional, el Trabajo Social, la Enfermería y (sumada el último año) la Comunicación Social. Siendo estas las disciplinas que forman parte y que están contempladas en la ley.

En lo académico, los residentes rotan por distintas áreas del Hospital. Forman parte de la guardia y de la sala de Salud Mental, del seguimiento de los pacientes recientemente externados, de consultorios externos disciplinariamente, de Infectología, Oncología, Perinatología, interconsultas y fuera del Hospital en Atención Primaria de la Salud, donde además tienen 4 meses de rotación libre.

“En el último año, el residente ya no se encuentra en rotación sino que transita un año de devolución a la Provincia, y de esta manera se piensa en que parte de nuestra ciudad o de otra esa persona se va a insertar donde sea más necesario un profesional especializado en Salud Mental”, puntualizó la profesional.

Finalmente, cabe destacar que al iniciar la RISam, comenzaron también las guardias en Salud Mental. En un principio de manera paulatina, y en la actualidad los siete días de la semana durante las 24 hs.
Salud
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]