El intendente de Larroque, Leonardo Hassell, recibió en su despacho a la escritora local, Daniela Churruarín, quien le obsequió el ejemplar de su nuevo libro “Invitados a las crónicas de María Esther de Miguel”, que cuenta con el auspicio de la Municipalidad de Larroque.

Se trató de una visita “de cortesía”, como la autora lo expresó, dejándole su trabajo recientemente publicado y que “circula bajo el modo recomendación boca en boca, ya que la presentación prevista para el 10 de abril pasado no pudo efectuarse por el contexto de pandemia, amén de las condiciones climáticas que tampoco lo hubieran posibilitado”, informó Churruarín.

Para Hassell “es un orgullo para Larroque contar con este material, que refleja a nuestra gran escritora, María Esther de Miguel, con una tarea brillante, por parte de Daniela, dándole forma de manera excepcional en este libro”.

Acotó “es la clara muestra de la riqueza literaria que, en particular nuestra ciudad muestra desde siempre. El apego a nuestras cosas y el reconocimiento a quienes hicieron y aún siguen haciendo grande la historia de Larroque”.
La obra
La publicación reúne la faceta de María Esther de Miguel como cronista en la década de 1980 para El Cronista Comercial. Allí, la autora hace uso de su ingenio, hilaridad, sentido común y visión de pueblo-mundo en columnas que van desde los elogios al vino, al espejo, al optimismo, los buenos modales, pasando por la espera, el insomnio, el campo, la carestía de la vida y el mate, temáticas que difícilmente no encuentren eco en el lector de hoy.

La charla, en un clima amistoso, trajo a colación la tarea que actualmente Daniela Churruarín lleva adelante en la Casa Museo La Tera, como es el de digitalización de la biblioteca para que dicho material bibliográfico pueda ser visto/consultado on line a futuro.

A lo largo de esta conversación, el tema rondó precisamente sobre el clima de época que encierran los libros reunidos allí durante la vida de María Esther de Miguel, en los que se pasa revista a un enorme cúmulo de autores a lo largo y ancho del país.

Dentro de las páginas se guardan desde recortes de comentarios sobre el mismo libro, pasando por cartas personales, tarjetas y notas de invitación a presentaciones de libros, boletos de avión o de subte, folletos de promoción editorial, teléfonos, direcciones, coronados por emotivas y cálidas dedicatorias que dan cuenta del conocimiento que María Esther de Miguel tenía sobre el universo literario y editorial, a la vez que hacen gala de su generosidad, dedicación, estima y culto a la amistad.

“La conversación se cierra con la invitación a la lectura y a la difusión de este valioso material histórico y literario recuperado para la memoria del pueblo, en un intercambio entre el Intendente, vecino, amigo, donde cada vez compartimos el valor que este tipo de tareas representa para nuestra cultura”, acotó la autora.
Literatura Cultura
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]