El ex intendente de Gualeguaychú y dirigente de Entre Todos Entre Ríos (ETER), Emilio Martínez Garbino, indicó que ve “con mucha preocupación el presente y el futuro de los argentinos”.

A su vez, lamentó la ausencia de un proyecto de provincia y entendió que “la gravedad inédita que atraviesa Entre Ríos debe ser resuelta con una solución acorde a ese panorama sombrío y eso será posible si se genera un marco político de acuerdo entre diferentes sectores políticos, sociales, económicos y gremiales. No se puede esperar un Mesías, hay que construir una alternativa madura y con visión estratégica”, aseguró.

El dirigente peronista dijo que observa la situación político social nacional con muchísima preocupación: “creo que esto les pasa a todos los argentinos. Vemos que Argentina es un país donde no hay conducción, ha mermado mucho la autoridad institucional y política del presidente, y hemos caído en la anomia social, en la indiferencia de la gente frente a cuestiones que hacen al bien común y de ahí a la desobediencia hay un solo paso. Es grave no tener un norte como gobierno y como país y eso lo vemos todos y genera aún mayor desesperanza”, señaló.

Martínez Garbino destacó que “en todos los niveles, nacional y provincial, hay una ausencia de liderazgos reales y concretos. No lo veo en el oficialismo ni en la oposición formal, con el agravante de que a esta crisis tan profunda se la puede comparar con la de 2001, pero en ese momento había por fuera del marco institucional personajes políticos con mucha autoridad moral y política a quienes se acudió para una alternativa de salvataje, como fueron Raúl Alfonsín y Eduardo Duhalde. Hoy eso no existe, hoy no hay malla de contención y el derrame se puede producir para cualquier lado, y esto es lo que preocupa frente al avance de propuestas o tendencias políticas que no comulgan con la democracia”, alertó.

El dirigente de Gualeguaychú fue especialmente crítico con la realidad política provincial y recordó que “el líder es quien construye y conduce y en Entre Ríos no se avizora nada parecido desde hace muchísimos años. Tenemos una provincia que se ha venido a menos, en la que hay que hablar de sus graves problemas, pero esta gestión gubernamental no está en condiciones de tomar resoluciones sobre los problemas más serios y acuciantes como la Caja de Jubilaciones, el IOSPER, Vialidad, seguridad ni educación. Los últimos gobiernos provinciales no han enfrentado ninguno de los problemas serios que tenemos, sólo han tirado la pelota para adelante”.

“Hay un sistema de gestión -continuó- de larga data que cree que con tener buenos modales y un mínimo diálogo alcanza, a este gobierno provincial no se le cae una sola idea, no he visto que se pronuncie sobre los grandes temas que nos golpean y tienen que ver con el futuro de los entrerrianos, como el tema de la Hidrovía. Esta ausencia de posiciones refleja la incapacidad para ver el futuro y empezar a resolver las cuestiones”, fustigó.

Al tiempo que agregó “ni hablar de la negociación de la deuda externa de Entre Ríos, porque alguien va a tener que rendir cuentas de cómo se negoció esto, en qué condiciones, no hubo un mínimo gesto de convocar aunque sea informalmente a los sectores políticos y empresariales para contarles cómo iban las negociaciones, y este mismo gobierno no está en condiciones de cumplir”, aseveró.
“Se necesita gente muy comprometida”
Martínez Garbino fue enérgico a la hora de señalar que la política y la sociedad que mira el hoy y no es capaz de ver que hay un mañana a la vuelta de la esquina que nos involucra y afecta a todos: “Es necesario un rol más protagónico de toda la dirigencia gremial, social, política, empresarial y religiosa. No es posible ser espectador desde lugares tan trascendentales de la sociedad. Se necesita un acuerdo político, pero hay un exceso de egos que es necesario bajar, y la sociedad tiene que empezar a exigir que los políticos de una vez por todas se puedan sentar en una mesa, más allá de sus tradicionales rivalidades y diferencias, y acordar cosas. En este proceso, todos los estamentos son importantes y es esencial que se involucren”, analizó.

Para salir de esa encerrona, planteó que “acá para poder hacer una mínima modificación en la línea que uno plantea hay que salir de la comodidad y el confort; se necesita gente muy comprometida, muy austera, pero con ideas, con propuestas y con diagnósticos reales, ciertos para no defraudar más. Porque hemos defraudado demasiado, desde 1983 a la fecha se ha hecho todo diferente a lo que se pregona en las campañas”.

En declaraciones radiales, el dirigente opinó que “acá lo importante es generar un proyecto de provincia, con un diagnóstico real, con un soporte político, social y económico. Uno en lo personal se siente responsable de lo bueno y lo malo que ha sucedido. No eludo responsabilidades. Y justamente ese recorrido nos da el beneficio de poder decir a partir de todo lo vivido, cuáles son los errores que no se pueden volver a repetir. La dirigencia entrerriana debe apostar a la generación de acuerdos políticos que dejen las diferencias de lado, ya que urge gestar un proyecto colectivo que nos saque de este letargo en el que nos encontramos y ese es un trabajo que venimos impulsando desde ETER”, finalizó.
Política Nuevo espacio político
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]