Al parecer, las presentaciones de Dicky Dargain en la Cooperativa Eléctrica serán un clásico de la ciudad.

Este verano el capocómico da a conocer un espectáculo al que llaman “Artimañas”, al que resulta difícil calificar como una obra teatral. Quizá mejor sea caracterizarlo como “teatro dentro del teatro” o (mejor aún) “espectáculo dentro del espectáculo”. En la segunda función, a la que fuimos con mi esposa Colola, se pudo apreciar la idea: parece ser montar un show con partes de obra teatral y de musical. Así, luego de un inicio a puro ritmo tropical, ingresamos a la parte teatral, para continuar con un show musical y culminar retomando la obra.

Lo mejor es que el total satisface ampliamente al público, que va (como siempre con Dicky) a divertirse sabiendo que el gran actor es garantía de seriedad en la presentación de sus espectáculos. Una vez más, Dargain cumple las expectativas.
UN ELENCO AMPLIO Y DIVERSO
A veces, que un elenco sea numeroso (para los parámetros locales) no implica que sea diverso. No es el caso presente, ya que en “Artimañas” podemos apreciar un trabajo actoral con muchas facetas.

Además de Dicky, que tiene una presencia casi permanente en escena, hay que nombrar a Ricardo Villani, quien exhibe sus múltiples facetas actorales, o artísticas en general (ya que además de actuar canta, y bien), como el padre. Fuegor Fariña nos muestra otra vez sus condiciones para la comedia zafada (¿existirá este término?); hace de mucamo/amigo de Dicky. Como actriz sobresale claramente la solvencia de Silvana Ferrari, que da vida a la mamá. Kiko Céspedes da clases prácticas de baile tropical (gratis, además…) y compone una travesti especial. Camila Barbisan y Jesica Luján exhiben sus aptitudes de bailarinas y sus físicos rotundos, cumpliendo con lo que se espera de ellas.
PÁRRAFO APARTE PARA LOS EFECTOS DE SONIDO
Merece un párrafo especial la excelencia de los efectos de sonido.

Adecuándose perfectamente a la trama del espectáculo, aportando incluso sus voces en off en pasajes realmente logrados, como sus pullas a Silvana (inmerecidas por cierto) y con un trabajo que en algunos aspectos roza la perfección.

Lamentablemente se ha omitido indicar en el programa quién es (o quiénes son) responsable de una parte esencial del éxito del espectáculo.
Y ALGO MÁS
La noche que vimos “Artimañas” cantó Azul Peruzzo, en lo que parecía su debut ante tanto público, y no desentonó para nada con la calidad general.

En suma, un espectáculo con el sello de prolijidad de todos los que organiza Dicky Dargain, y sus características habituales, que seguramente volverán a hacerlo un preferido del público veraniego en la ciudad. Lo merece.
Colaboración Cultura Teatro

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]