El “dólar soja”, recientemente anunciado por el Banco Central, permitiría mejorar en unos $6.053 por tonelada, al pasar $49.637 a $55.690, el monto que los productores agropecuarios perciben, en pesos, por parte de los exportadores que compran sus granos.

Es decir, un repunte del 12 por ciento. Sin embargo, la medida solo beneficiaría a aquellos que tienen la capacidad de dolarizarse, ya que la totalidad de la cosecha se seguirá liquidando al tipo de cambio oficial.

“El Gobierno hizo la propuesta de venta de soja Fernet (70 por ciento y 30 por ciento), porque es 70 por ciento oficial y 30 por ciento por dólar ahorro”, bromeó el asesor Salvador Di Stefano, por medio de su cuenta de Twitter.

Esto se debe a que, según lo dispuesto, los agricultores ahora podrán comprar, con el 30 por ciento de la cosecha, el dólar conocido como “solidario” (tipo de cambio oficial más Impuesto País y anticipos de Ganancias), que ronda los $229, y al que hasta ahora solo podían acceder algunos ahorristas, con los US$200 por mes que permite el Banco Central.

En tanto, el 70 por ciento restante podrá ser colocado por los agricultores en una caja de ahorro dólar linked, es decir atada a la evolución de la cotización oficial de la divisa. “Esta opción ya existía desde 2020, pero no funcionó. Aunque el formato era solo de un plazo fijo a 60 días, mientras que ahora será un depósito a la vista, que podría ser retirado en cualquier momento”, detalló el economista jefe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de la Argentina (FADA), David Miazzo.

Antes de esta medida, que regirá hasta el 31 de agosto, los productores que deseaban dolarizarse solo podían hacerlo a los $320 que ronda el “MEP”, que se compra en el mercado de capitales, o el “blue”, que es considerada una operación ilegal. Por eso, la clave de la mejora pasa porque ahora podrán acceder, al menos con un tercio de la soja, a un dólar más barato respecto a las cotizaciones de los mercados paralelos.

Tomando como referencia un tipo de cambio paralelo que ronda los $320, los productores tendrán ahora la posibilidad de obtener unos US$174 por tonelada, cuando antes era de US$155. Si bien hay una mejora de US$ 19, lo cierto es que ese valor aún se encuentra muy lejos de la cotización en el mercado rector de Chicago, que este martes había cerrado a US$ 563 por tonelada. De hecho, los productores de otros países vecinos pueden acceder en su plenitud a esa valuación, al no tener retenciones ni brecha cambiaria.

“Ahora el productor recibiría el 30 por ciento del precio internacional. Era el 27 por ciento. 73 por ciento era en 2016 y 97 por ciento en la década del 90″, precisó el economista Fernando Marull por medio de su cuenta de Twitter. “Con el nuevo dólar soja pasaron de quitarle el 73 por ciento al productor, a quitarle el 70 por ciento”, contó su colega Diana Mondino en esa red social.
Afirman que la medida no beneficiará a los productores más pequeños
Además, Miazzo precisó que esta medida solo podrá ser aprovechada por aquellos productores que tengan la capacidad de dolarizarse, o que puedan hacer un “rulo” entre el “solidario” y el “MEP”, para sacar esa diferencia de unos $6.000 por tonelada. Ya que la situación no se modificará para los agricultores pequeños, que generalmente deben usar la totalidad de los pesos para afrontar diferentes gastos y no tienen capacidad de ahorro. Esto se debe a que el total de la cosecha se continuará pagando al dólar oficial, que cotiza a unos $130, al igual que sucedía antes de esta disposición.

“Si un productor vende un camión de soja porque tiene que pagar el alquiler del campo o comprar fertilizantes, y no compra dólares, sigue recibiendo lo mismo que antes. Los más pequeños, que no tienen resto para dolarizarse, esto no lo van a poder aprovechar. Por eso, no creo que haya una oleada de ventas de soja ni nada por el estilo”, consideró.

En tanto, para quienes no tengan la capacidad de ahorro, sacarle provecho con el “rulo” entre el “solidario” y los dólares paralelos también será dificultoso. Esto se debe a que las normativas del Banco Central prohíben operar por 90 días corridos el MEP a quienes hayan comprado el “solidario”, y viceversa. Si bien existe la alternativa del “blue”, esa operación es considerada ilegal y siempre conlleva riesgos de seguridad, sobre al tratarse de importantes montos de dinero, ya que las transacciones deben hacerse de manera presencial.

Por su parte, Di Stefano consideró: “La propuesta es muy engorrosa y difícil de explicar, por lo tanto, no parece muy atractiva para el que está ahorrando de largo plazo, hace un mes atrás estos valores eran más elevados por un precio más alto de la soja a nivel internacional y menos brecha cambiaria. Este cambio beneficia a los exportadores, los productores ganan un 12 por ciento adicional, pero tienen que tener en cuenta los costos de comisiones e impuesto a los débitos y créditos bancarios”.

Por último, el analista concluyó: “Se hubiera necesitado una fórmula más simple y sin tantas complejidades. Por ejemplo, bajar la retención del 33 por ciento al 30 o 28 por ciento hubiera sido más entendible y atractivo. Las fronteras ideológicas complican lo sencillo y dificultan los resultados positivos”.

Fuente: TN
Economía
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]