El Plan de Alimentación Sana, Segura y Soberana (PASSS), que se viene llevando a cabo hace tres años en la ciudad, consiguió a través de una ordenanza aprobada por el Concejo Deliberante un presupuesto para ese ente.

Además fijo la creación de un Consejo Consultivo, que estará integrado por el gobierno municipal e instituciones de la sociedad civil.

Los nueve concejales del frente PJ-Creer -Juan Boari, Selva Chesini, Ignacio Farfán, Sofía Ghiglione, Pablo Fernández, Susana Villamonte, Exequiel Quiteros, Andrea Noguera y Hernán Ayala- y el concejal Luis Castillo (Gualeguaychú entre Todos) votaron a favor del proyecto. Mientras que los tres integrantes del bloque Juntos por el Cambio -Pablo Echandi, Alejandra Leissa y Juan Olano- votaron en contra.

Por otro lado, también fue aprobada la norma que establece los parámetros analíticos que deberán cumplir los efluentes tratados, provenientes de las plantas de tratamiento de efluentes cloacales emplazadas en el ejido de la ciudad, previo a su volcado final en el cuerpo receptor.

Esta ordenanza fue aprobada el mismo día que el intendente Esteban Martín Piaggio y el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, anunciaron la ampliación de la Planta de Efluentes Cloacales de Gualeguaychú. Una obra que demandará la inversión de 1.100 millones de pesos. Este proyecto fue aprobado por unanimidad.

Finalmente, sobre el cierre de la sesión, se aprobó la ordenanza que prohíbe los llamados escapes libres y establece un mayor control sobre el estado de los vehículos que circulan en la ciudad. La misma había tenido dictamen de la Comisión de Salud y Control de la Reservación del Medioambiente días pasados, y también fue votada favorablemente por los tres bloques que conforman el Concejo Deliberante.

Entre los puntos centrales de la ordenanza, se destaca la prohibición, en toda la jurisdicción de la ciudad, de la circulación en la vía pública de “automóviles, motos y cualquier otro vehículo a motor que tengan incorporados caños de escapes libres o modificados a los originales, como también caños de escapes preparados para competencias deportivas, sean estas profesionales o amateurs, que provoquen la contaminación y excedan los límites reglamentarios”.

Así como “cualquier tipo de caño de escape distinto al correspondiente al modelo y año de fabricación del vehículo o cualquier instrumento mecánico o de otro tipo, generadores de ruidos molestos”.
Nuevas Ordenanzas
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]