Daniel Yofra, secretario general de la Federación de Aceiteros, dio una charla sobre la actualidad del valor del salario mínimo en un contexto de crisis económica y lucha obrera, en la sede del sindicato de Luz y Fuerza.

Estuvo acompañado por Claudio De los Santos, a cargo de la CGT Gualeguaychú y el secretario del gremio a nivel local y provincial, Julio Monzón.

Más allá del diagnóstico de la realidad, en la exposición se remarcó que se logró estabilidad en la cantidad de fuentes laborales en la ciudad, a diferencia de lo que ocurrió en distintos puntos del país.

Yofra expresó que "los últimos dos meses son el detonante de cuatro años de gestión macrista que lo único que hizo fue profundizar la crisis para todos los trabajadores. Evidentemente, los únicos que le pusieron el hombro al país fueron los trabajadores y el perjuicio fue total porque no se cumplió ninguna de las promesas de 2015".
Sobre la perspectiva a futuro, el dirigente gremial reconoció que "la situación es difícil para todos. Por la deuda contraída y la fuga de capitales, se pidió plata y esa plata que ahora se debe pagar no está" y se quejó porque "este gobierno sólo nos ajustó a la clase trabajadora porque no ajustó a los empresarios. Los que estábamos mal en 2015, hoy estamos peor".

En tanto, Juiio Monzón agregó a R2820 que "la situación de los aceiteros de Gualeguaychú hemos perdido poder adquisitivo en nuestros sueldos frente al dólar" y subrayó que "por la pelea en nuestro sector no hubo pérdida de fuentes laborales. Hemos logrado mantener la cantidad de trabajadores e inclusive se han incorporado alginos nuevos pero eso costó varios días de paro".

En la misma línea, Daniel Yofra sostuvo que "en Entre Ríos, a diferencia de otras provincias, no se han perdido empleados", aunque reconoció que "hay muchas empresas no registradas o que no le permiten a sus trabajadores afiliarse al gremio y si hay despidos no nos enteramos. Desde las patronales hay presión para que no se agremien".

Más allá del contexto que alcanza a todos por igual, Yofra apuntó que "el sector exportador siempre se ha beneficiado con los distintos gobiernos de turno. Hoy las empresas le reclaman al Estado que vale la pena más vender el grano de soja como llega que procesarlo como un aceite, pells o harina y eso genera capacidad osiciosa que detona en el despido o la suspenciones de trabajadores como ocurrió en Cargill o Dánica", concluyó ante R2820.
Empleo Sindicales
Suscribite a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]