En gran nivel, llegó a ganar por +18, y aunque el final fue mucho más ajustado el Rojo lo cerró mejor. Romero (18 puntos) y Araujo (17 unidades) los mejores del ganador. Morris (15 tantos y 9 rebotes) y Alejo Barrales (12 puntos y 11 asistencias), destacados en el local.

Lo mejor de Racing pasó por Joshua Morris (15+9), Alejo Barrales (12+11 asistencias), Bruno Pallotti (14) y Santiago Barrales (10+9); en tanto que por el lado visitante, los máximos anotadores fueron Cristian Romero (18), Mauro Araujo (17+4) y Agustín Más Delfino (10+5+4).

La próxima presentación de Racing en esta Conferencia Sur será mañana viernes, jugando nuevamente en el Estadio “Oscar y Alfredo Barca” y en este caso recibiendo a Central Entrerriano de Gualeguaychú.

En cuanto al desarrollo del partido, los primeros minutos fueron a todo ritmo, con posesiones cortas y ataques bien rápidos; dentro de ese panorama, Racing estuvo más lúcido a la hora de pasarse la pelota y con puntos de sus internos, sacó la primera ventaja (10-2).

Del otro lado, Mauro Araujo sacó la cara por Tomás Rocamora; llegando al meridiano el local ganaba 12-4, pero la visita clavó dos bombas seguidas (David Jelks y Galo Impini) y con una corrida de 9-0 pasó al frente por primera vez. En el cierre, el equipo entrerriano siguió castigando desde más allá de los 6,75 (Ignacio Gerbaudo y Mauro Araujo en dos ocasiones) y finalmente Tomás Rocamora terminó arriba por 26-20.

Con respecto al segundo período, la defensa del visitante siguió siendo destacada (Racing tardó 4m45s en anotar) y por eso estiró la ventaja más allá de una decena, obligando a Diego D’Ambrosio a gastarse rápidamente su segundo tiempo muerto y a intentar diferentes formaciones. Un bombazo de Alejo Barrales pareció despertar al local, pero los porcentajes generales continuaron muy bajos (mérito de la defensa visitante) y Tomás Rocamora sostuvo la brecha con un buen pasaje de Matías Caire.

En el cierre, dos bombas más (Cristian Romero y Tomás Gutiérrez) dejaron la diferencia máxima de 44-27 antes de retirarse al vestuario para el descanso largo.

En cuanto al tercer cuarto, los primeros minutos mostraron a Racing con la intención de defender más duro y alimentar a Joshua Morris en el juego interno, pero Tomás Rocamora tuvo todo controlado y contó con Mauro Araujo iluminado en la hora de atacar el aro contrario. En el meridiano del período, la visita ganaba por 51-37, y allí Racing comenzó a presionar más arriba, pero se complicó con la cuarta falta de Alejo Barrales y en la visita apareció toda la clase de Cristian Romero. En los minutos finales, Joshua Morris tomó protagonismo, pero el equipo visitante siempre encontró una solución y finalmente llegaron al cuarto de cierre con la victoria parcial de 62-48.

Con respecto al último período, la visita comenzó con un 4-0 y fue lapidario para las ilusiones locales, que tardó otra vez una enormidad en anotar (casi 4 minutos). Un bombazo de Bruno Pallotti dejó el marcador 66-54 en el meridiano del cuarto, pero el reloj se transformó en un rival más para el local, que de todas maneras siguió peleando con sus propios fantasmas, y con el amor propio que no había mostrado en el resto del juego. Restando dos minutos, la visita ganaba 70-64 en un final tremendo; de todas maneras, Tomás Rocamora tuvo la tranquilidad necesaria para llevarse el triunfo, otra vez, en este caso por 76-71.
Liga Argentina Basquet
Suscribite a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]