Entre 2010 y 2020 la Municipalidad de Gualeguaychú organizó 11 campañas de Plantaciones de Especies Nativas, llevadas adelante entre las direcciones de Ambiente y Espacios Públicos.

Fue con la finalidad de generar conciencia en la comunidad sobre la importancia del arbolado público, en especial de las especies autóctonas, mediante plantaciones participativas.

Las especies fueron compradas por el Municipio, recibidas como donación o bien producidas en pequeña escala en el Vivero Municipal ubicado en Ituzaingó y Brasil.

Luego de una década, el Municipio logró concretar un Vivero Municipal exclusivamente de Árboles Nativos para poder llevar adelante las forestaciones y restauraciones necesarias. El mismo se localiza en el Parque Unzué, en proximidades de la Laguna.

“El 8 de agosto del año pasado, en plena pandemia, se conformó el equipo integrado por Ramón Arrúa, Silvia Silva, Marcela Egui y Gustavo Del Valle, quienes por iniciativa propia se dedicaron primero a rescatar semillas de especies nativas de diversos espacios públicos, como el Parque Unzué, el Parque de la Estación, el Camino de la Costa, las plazas, las avenidas Parque y Luis N. Palma, y algunos caminos vecinales y campos de amigos”, explicó el director de Espacios Públicos, Alejandro Beatrice.

"Luego se comenzaron a sembrar cerca de 35 especies nativas, logrando, con mucho trabajo y dedicación, que al día de la fecha contemos con más de 10 mil plantines de árboles y arbustos autóctonos de diferentes tamaños. Los ejemplares más grandes son los que se están plantando este año en diversos puntos de la ciudad, mediante plantaciones participativas con los vecinos”, indicó.

Las especies de árboles y arbustos nativos que se están produciendo son: Acasia mansa, Algarrobo negro, Amarillo de río, Aguaribay, Anacahuita o Arrayán, Blanquillo, Ceibo, Espinillo o Aromito, Francisco Alvarez, Guarán Guarán, Guayabo blanco, Guayabo Colorado, Ibirá pitá, Ingá, Jazmin del Uruguay, Molle, Pata de vaca (flor blanca), Sombra de Toro, Tala, Timbó, Viraró, etc.

Cabe destacar que se cuenta con un invernáculo, de 10 metros de largo por 6 metros de ancho, alambrado para evitar que los plantines puedan ser comidos por animales. El mismo cuenta con sectores con plantines en macetas plásticas, separados por pasillos que permiten el acceso a las mismas para el riego, raleo y desmalezado.

Hay un lugar de siembra en almácigos especiales, un área de transplante para trasplantar las plantitas de los almácigos a los envases plásticos utilizados, un lugar de crianza de árboles y un lugar de preparación del sustrato para el llenado de macetas (tierra negra, arena, resaca de rio, pinocha). Recientemente, se incorporó la colocación de un recipiente grande para la recolección de agua de lluvia para el riego.
Arbolado Ecología
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]