Se trata de una estrategia de rápida respuesta para personas con patologías cardiacas graves que integrará al sistema público y el subsistema privado de la ciudad y el departamento.

La presentación formal para el personal médico-asistencial se concretó este viernes 8, en el Auditorio de la Unidad Bicentenario, por parte del director del nosocomio, Hugo Gorla, junto a responsables de sanatorios y clínicas de Gualeguaychú. El encuentro fue conducido por los referentes del programa: Dr. Emanuel Luchessi; el jefe de Terapia Intensiva de Adultos, Dr. Juan García y la Dra. Mariel Giménez, integrante del plantel de UTI del Centenario.

Gorla puntualizó que la meta es "hacer un lienzo para que los pacientes tengan una opción de vida, esa que antes no tenían. Esta opción es posible por el compromiso de cada uno de los profesionales de todos los sectores. Es darle una herramienta para la sobrevivencia al paciente y para garantizar un rápido diagnóstico sobre su patología".
¿Por qué un Código Rojo?
El Dr. Emanuel Luchessi, cardiólogo intervencionista, expuso que en la ciudad hay entre 66 y 90 infartos por año y es alta la tasa de mortalidad de esta enfermedad, que en el mundo es la principal causa de muerte con un índice de 12.8 por ciento. En Argentina, desde 2014, un tercio de las muertes son por infarto. Cada 34 minutos muere una persona por un ataque coronario, lo que constituye un dato preocupante, enumeró Luchessi.

"En Gualeguaychú hicimos un 15 por ciento de angioplastia el año pasado y es un número bajo. Con el Código Rojo vamos a tener una red integral, coordinada por el Servicio de Hemodinamia del hospital y abierta a que se sumen los sanatorios privados. Tenemos una ventaja sustancial: la asistencia es muy rápida en Gualeguaychú y son los médicos quienes ante los síntomas primarios, a solo 10 minutos de recibir el paciente, van a activar el Código Rojo".

El sistema es un desprendimiento de "Stent for Life" que ya se aplica en algunas ciudades de Argentina, como Rosario, y en México. Allí se pretende la integración de los efectores públicos y privados con programas para acotar los tiempos de derivación de los infartados.
¿Qué es un Código Rojo?
El cardiólogo Luchessi puntualizó que "es una iniciativa para acercar a toda la población el tratamiento ideal en un infarto de miocardio, es decir, la angioplastia primaria. Ya hay redes similares a nivel mundial y en no muchas ciudades de Argentina. Tenemos la ambición de poder implementarlo en Gualeguaychú con el apoyo del hospital y los sanatorios locales".

"Todos los pacientes que consulten en una Guardia y que padezcan un infarto queremos que accedan en los tiempos apropiados al mejor tratamiento de esa patología. Lo vamos a implementar con herramientas sencillas y económicas con la participación y el compromiso de todos los profesionales de la salud, que es lo más importante", anticipó el intervencionista.

"Es un trabajo en red, donde cada componente es clave desde el primer contacto médico que puede ser el enfermero del 107 o la Guardia, el médico de ambulancia o un servicio y ellos son la piedra angular de este sistema de rápida respuesta", resaltó Emanuel Luchessi.

"La meta es tratar que cada enfermo que ingresa sea diagnosticado y, en los primeros 60 a 90 minutos se practique una angioplastia primaria. Si estamos en ese rango, estamos mejor que si viviéramos en Nueva York", ejemplificó y agregó que "se integrará a todo el departamento Gualeguaychú y a quienes están interesados en participar".
Seis pasos del Código Rojo
Para explicarlo sencillamente, la Dra. Mariel Giménez argumentó que "todos trabajamos juntos para poder resolver esta problemática, en seis pasos. Cuando un paciente siente dolor de pecho, a los 10 minutos, es esencial que consulte a un profesional. Ese primer personal de salud que lo revisa -sea un enfermero o médico de emergencia- ante la clínica y el electrocardiograma de referencia se comunica con cardiólogo o intensivista y éste inmediatamente con el hemodinamista ante la eventual necesidad de realizar un cateterismo y angioplastia para desobstruir la arteria responsable del infarto".

Para que funcione adecuadamente "es ideal que ocurra en el menor tiempo posible para evitar complicaciones. Se tratará que el paciente pase con su diagnóstico desde la Guardia directamente a Hemodinamia, sin tener que estar internado en Terapia Intensiva", resumió Giménez.
Un proceso de vanguardia
Por su parte, el jefe de Terapia Intensiva de Adultos del Centenario, Dr. Juan García, aseguró que "el objetivo del Código Rojo es optimizar la atención del síndrome coronario agudo en Gualeguaychú y zonas cercanas, para bajar la incidencia de la morbimortalidad de esta patología, que es la número 1 en Argentina".

"La idea surgió desde el Centenario que es el centro derivación prevalente de pacientes y, si bien se mejoró el ‘período ventana’, queríamos optimizarlo. Nos juntamos con los cardiólogos y surgió este proyecto que nació en Europa y al que se están sumando cada vez más países. Lo importante es que está demostrado que, si se hace bien, es totalmente exitoso", subrayó García y destacó que desde este lunes ya está en marcha para prolongar la vida de los ciudadanos.-
Evolución médica Salud

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]