Sergio Dalcol, presidente de la Sociedad Rural Gualeguaychú, hizo un recorrido sobre los valores del impacto de las retenciones desde el aumento en diciembre pasado por la gestión del presidente Alberto Fernández.

La medida fue resistida en un principio por las principales entidades rurales con algunas asambleas en el costado de las rutas, pero luego se llegó a una tregua tras la reunión de las cúpulas con el ministro de Agricultura, Luis Basterra.

En un tramo de la entrevista en “Desayuno Doble A” por CNN Gualeguaychú, Dalcol se refirió al incremento de las retenciones al agro. “Ganancias, Ingresos Brutos y Retenciones son impuestos que significan una quita directa sobre lo que produce una agricultor”, puntualizó.

Dalcol ejemplificó que “en el departamento Gualeguaychú, se producen por año unas 500 mil toneladas de soja, en promedio. Somos el principal productor de soja en la provincia. La retención que sufre cada productor es de 30 por ciento, al precio del Mercado de Chicago eso son 100 dólares por hectárea. Es decir, que se extraen 50 millones de dólares por año solo del departamento Gualeguaychú”.

El mismo cálculo lo trasladó al maíz que “con 300 mil toneladas producidas te sacan 4 millones y medio de dólares; mientras que en el trigo la cifra alcanza a casi 3 millones. Estamos hablando de una cifra muy significativa y todo eso que se va no sabemos a dónde”, detalló el presidente de SRG.

“Entiendo que el Estado debe financiarse, pero no en detrimento de lo que se produce. Si no entramos en un tobogán cuesta a bajo. Las retenciones son meramente recaudatorias, más allá del gobierno que venga porque tenemos un gasto público ineficiente”, indicó Dalcol.
Inmobiliario rural
Para el dirigente local “es altamente probable que tras la conformación del titular de ATER, Germán Grané, del aumento del Impuesto Inmobiliario Urbano del 50 por ciento, que el impuesto Rural esté en el mismo porcentaje”.

Recordemos que Grané estimó que en el caso de las construcciones urbanas, de acuerdo a las escalas, los valores se actualizarán entre 30 y 50 por ciento y más aún para los terrenos que dejaron de ser baldíos.

En ese sentido, Dalcol se preguntó “cuáles son las devoluciones que hace el Estado por ese pago? En el campo, los arreglos son por goteo, se arregla un poco el camino pero muy de vez en cuando. Eso hace que el problema de la falta de habitantes y el éxodo a las ciudades se generalice porque la calidad de vida es cada vez peor en el campo. Creo que mínimamente con caminos enripiados y puentes que permitan la accesibilidad, se podría solucionar”.

Y volvió a poner números sobre la mesa: “La pérdida por falta de infraestructura en la ruralidad va entre los 200 y 250 dólares por hectáreas, por año y eso es muchísimo”, explicó Dalcol.
Campo Presión fiscal
Suscribite a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]