El gerente general de Soychú, Eduardo Denoni, anticipó que desde hace 2 meses están regularizando la producción y ya se encuentra operativa en un 90 por ciento. Así la empresa festeja sus 60 años de trayectoria en el mercado avícola

“Hemos trabajado con una alta intensidad, con una sinergia al cien por ciento para salir de ese momento fatídico. A casi 8 meses, estamos prácticamente a un 90 por ciento de la reconstrucción de la planta. En 20 a 30 días estamos terminando lo que es la obra civil y aguardamos el equipamiento que en gran parte viene de afuera, excepto un túnel que se hace en el país”, declaró Denoni.

“Es positivo poder volver a la normalidad, pero para trabajar al 100 por ciento nos faltan los equipos importados de Brasil, Uruguay y Dinamarca, como balanzas, silo freezer, cintas transportadoras, materiales para trozado. Ahora nos está trabando la situación del país porque todo es incertidumbre y es muy engorroso poder ingresar los equipos porque no se nos autoriza a girar los anticipos en dólares para recibirlos”, explicó el gerente general de Soychú.

El 19 de noviembre pasado, un incendio destruyó una de las plantas avícolas más grandes del país que funciona en el acceso este a la ciudad de Gualeguay. Tras tener acompañamiento del gobierno provincial y nacional la empresa pudo seguir operando trasladando parte de sus actividades a Salto, Uruguay.

“A nivel nacional, el presidente Franco Santángello tiene contacto permanente con el ministro de Agricultura Julián Domínguez y la Cámara Avícola, en la provincia con Juan José Bahillo del área de Producción que con sus intenciones nos hizo de nexo con el gobernador Gustavo Bordet”, explicó pero destacó que “hasta que no se destraben las normas no tendremos novedades”.
NIVEL DE PRODUCCIÓN
Denoni detalló que “en Gualeguay, con dos turnos, estamos llegando al 50 por ciento del trozado y seguimos trabajando en nuestra planta de Salto y otros dos o tres frigoríficos más alquilados donde estamos faenando. Justamente, en Salto, Buenos Aires, se están generando horas para los empleados de Gualeguay”.

Antes del siniestro, Soychú tenía una capacidad de procesar “220 mil a 230 mil pollos por día, eso serían unos 11 millones de kilos al mes. Ahora estamos en 100 mil pollos y planeamos una etapa intermedia que alcanzará 140 mil”, describió el gerente General.

Tras el incendio el edificio sufrió una readecuación integral: “se reubicaron las balanzas, túneles, en planta alta se modificó para que sea más versátil y dinámica cumpliendo las normativas de seguridad, medioambiental, de sanidad y las aprobaciones extranjeras. Vamos a tener una planta completamente modernizada”, valoró Denoni.

A futuro la empresa no planea una gran expansión porque “hay una meseta del consumo de carnes, más allá de la situación del país. La idea es ser competitivo con la estructura actual de volumen”.

“Soychú tienen una logística muy grande de materias primas, cereales, alimento balanceado, pollos bebés, para faena o mercadería terminada para la góndola. En Gualeguay se notó la falta de la empresa cuando la actividad mermó”, reflexionó sobre lo que la empresa moviliza para la economía de la región.
COMPROMISO DE TRABAJADORES
Denoni resaltó “el esfuerzo y dedicación del equipo de gente de la empresa quienes hicieron posible esta reconstrucción. Yo aporto la visión global, pero los más importantes son los trabajadores de planificación y de producción que demostraron un compromiso enorme, un acompañamiento ejemplar. Es sabido que discrepancias, pero debo destacar y valorizar a nuestra gente”.

Reconoció que “al principio la preocupación fue mantener los ingresos de los empleados que se vieron alterados en horas. Actualmente, la mayoría están casi en condiciones normales de 180 a 200 horas mensuales. Eso para nosotros es muy importante”.

“Soychu es esfuerzo, dedicación, compromiso, agilidad, dinamismo, constancia, enfrentar y resolver las dificultades en forma diaria, cada uno desde su lugar”, indicó Eduardo Denoni. También valoró “el respaldo y solidaridad de los colegas empresarios del sector avícola porque nos permitieron la posibilidad de poder faenar y seguir cumpliendo con nuestro eslabón comercial”.

Finalmente, Denoni sostuvo que “tendremos compromisos de pago que hacer frente por la reconstrucción pero la parte comercial no sufrió consecuencias del incendio y pudimos mantener nuestra facturación”.

Fuente: R2820/LRA42
Reconstrucción
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]