El senador nacional del Partido Justicialista, Pedro Guastavino -cercano a cerrar su etapa en el Congreso de la Nación- opinó sobre la situación política, económica y social que sufre el país desde las 22.45 del domingo cuando el escrutinio marcó una diferencia de 15 puntos a favor del Frente de Todos y la derrota contundente del gobierno macrista.

En contacto con R2820, Guastavino se expresó sobre el vacío de poder de Mauricio Macri: "el domingo demostró que un enorme porcentaje de la sociedad votó en contra de las políticas del gobierno, votó por un cambio y eso debilitó al gobierno. Significó un llamado de atención porque la gente percibe que estas políticas, claramente, están construyendo en Argentina una situación de crisis muy profunda".

Sobre las últimas medidas anunciadas por el presidente de la Nación, Mauricio Macri, Guastavino aseguró que "son producto de acomodar la situación luego de la lamentable conferencia de prensa del lunes. Ahora intenta con estas medidas decir que entiende el claro mensaje mayoritario de la gente. Las medidas anunciadas son un paliativo, de alguna forma, va a incorporar a los bolsillos de los trabajadores y a los empresarios pymes un poco de alivio en un contexto acuciante que viven diversos sectores. Esto no es una vuelta de timón en la política económica".

Guastavino también enfocó en las similitudes de las crisis de 2001 y de 1989 con la actual realidad y en ese marco indicó que, "más allá de los parecidos que pueda haber, Argentina recuerda situaciones dolorosas a las cuales nadie quiere volver. Cuando pienso en 2001 siento una sensación de mucha preocupación, esperemos que haya responsabilidad del Gobierno y de la oposición para evitar que el pasado ocurra nuevamente".

El senador por Gualeguaychú valoró afirmativamente "la posibilidad que hablaran Macri y Alberto Fernández. Me parece una buena señal para intentar calmar la tensión que se está viviendo en el país. Es necesario bajar esa tensión por lo ocurrido desde el domingo y por la reacción del mercado pero, sobre todo, porque a nadie le conviene. Al país no le conviene que se siga profundizando la crisis económica", resaltó a R2820.

Los 75 días hasta las elecciones de octubre y luego la transición al 10 de diciembre parecen un largo camino de espinas. Incluso, algunos, estiman que podría haber un adelantamiento de los comicios o una entrega anticipada del mando como hizo Raúl Alfonsín con Carlos Menem en 1989.

Guastavino tiene una posición contraria a esas teorías y reforzó la institucionalidad: "Para mí Macri debería terminar su mandato, los que tenemos responsabilidades políticas tenemos que hacer el esfuerzo para que el proceso democrático se cumpla y que el final de la gestión del presidente se dé como corresponde, sin situaciones que nada bien le hacen a la democracia y al país mismo", concluyó Pedro Guastavino.
Política Crisis económica Elecciones PASO

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]