Finalmente la sangre no llegó al río en el Partido Justicialista entrerriano y el peronismo irá unido a las elecciones desdobladas provinciales: la propuesta de reelección del gobernador Gustavo Bordet incluirá al kirchnerismo que, bajo el liderazgo de Sergio Urribarri, amagaba con jugar por afuera y dividir el voto justicialista.

De todas formas, serán inscriptos dos frentes ante el Tribunal Electoral.

De la mano del acuerdo electoral se resolvió también la puja por la presidencia de la Cámara de Diputados, que el gobernador y presidente del PJ analizaba quitarle a su antecesor. Además del acuerdo macro electoral, el conteo de votos en la bancada oficialista en la Cámara Baja no era favorable al plan de Bordet. La mayoría de los diputados del PJ no veían la maniobra con buenos ojos.
El sellamiento de la unidad se produjo en las últimas horas y para ello fue decisiva la intervención de Cristina Kirchner. La líder de Unidad Ciudadana recibió primero a Urribarri y el diputado nacional Julio Solanas y pidió que se realicen los esfuerzos máximos por evitar la división electoral peronista en Entre Ríos.

Pero la ex presidente se reunió también con el gobernador Bordet. Una breve entrevista y en la que ambos pactaron que Unidad Ciudadana no compita por fuera del frente oficialista en las elecciones de la provincia.

El acuerdo implica la boleta con que Bordet buscará su reelección contendrá dirigentes del kirchnerismo en las listas. En principio, el gobernador llevaría cinco o seis candidatos a diputados de este sector. Ya estarían confirmados Julio Solanas y Juan Manuel Huss.

El destino de Urribarri, en cambio, estará en el Congreso. Sería candidato a senador nacional en las elecciones de octubre. Su postulación será para la Cámara Alta, a pesar de que algunos medios hablaban de que iría como diputado nacional.

Esta posibilidad fue descartada por la volatilidad de los fueros en la Cámara Baja nacional. En el kirchnerismo consideran que si Mauricio Macri es reelecto, el ex gobernador entrerriano va a ser “un nuevo perseguido”. Toman como caso testigo el del ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, preso luego de haber perdido la inmunidad parlamentaria como diputado.
En cuanto a los trámites ante el Tribunal Electoral, ante el cual se deben inscribir las alianzas electorales con plazo máximo hasta este miércoles 13, la decisión tanto del bordetismo como del urribarrismo es reservar la posibilidad de presentar dos frentes separados, por si se complica el acuerdo sellado al día de hoy.

De esta manera, la nueva fecha clave en la que se esclarecerá definitivamente si el peronismo va unido o dividido a las urnas es el 23 de febrero, día en que deben presentarse ante el Tribunal todas las listas de candidatos para las elecciones primarias.
El frente de Bordet
Así las cosas, el gobernador y presidente del PJ ya rubricó el acta constitutiva de su alianza junto con otros siete partidos.

Bordet abandonó el nombre de los últimos comicios “Somos Entre Ríos”. Ahora el frente se llamará “Creer Entre Ríos”.

Lo integran, hasta este martes: el Partido Justicialista, el Movimiento Por Todos, el Frente Grande, el Partido de la Cultura, la Educación y el Trabajo, el Frente Entrerriano Federal, Compromiso Federal, Unión Popular y el Partido del Trabajo y el Pueblo.
Por el lado del kirchnerismo, el partido con reconocimiento electoral es el Partido Comunista, entre cuyos referentes principales destacan Alejandro Milocco y Augusto Gervasoni. La personería electoral comunista quedaría a disposición para el caso de que Unidad Ciudadana se presente por separado del frente hegemonizado por el PJ.
Necesidad vs. oportunidad
Quienes operaban a favor de Cambiemos en Entre Ríos intentaron instalar que si Bordet llevaba a Urribarri en sus listas el eje principal de campaña opositora iba a ser atacarlo por esta sociedad. Discutir necesidad versus oportunidad remite al año 2008, cuando se reformó la Constitución Provincial. Entonces, quienes operaban para que la reforma no saliera se aferraban a la premisa de que la reforma era necesaria pero no oportuna. Rápidamente esta falacia cayó por su propio peso.

Es el ejemplo que también se citó en los últimos encuentros entre sectores del urribarrismo y el bordetismo: decir que Urribarri ensucia la campaña de Bordet y tratar de dividir el PJ era en este caso oportuno para Cambiemos, pero a las luz de las últimas encuestas no es necesario en el PJ. Conclusión, sale la unidad.

“Pero a la luz de los hechos, ¿quién puede dudar de que Bordet es gobernador porque llegó de la mano de Urribarri al poder?, Cambiemos haría aparecer igual la foto de ambos como socios políticos aunque Urribarri no integrara sus listas”, resumió un dirigente testigo privilegiado por estas horas de los acuerdos.

Pero en el PJ nadie tiene asegurado un lugar fijo en los acuerdos, y por las dudas ambos sectores inscriben alianzas por separado. Nunca se sabe.

Fuente: Informe Digital
Entre Ríos #Elecciones2019 Política

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]