Sobre el proyecto de ordenanza que busca regular el uso del espacio público por parte de los prestadores gastronómicos y que fue presentada al Concejo Deliberante, la Asociación de Hoteleros y Gastronómicos de Gualeguaychú pidió su promta aprobación.

Como es de público conocimiento la pandemia golpeó fuertemente al sector turístico, impidiendo que durante casi un año los prestadores no pudieran abrir sus puertas y trabajar, el cual generó cero facturación y cero ingreso.

Con el tiempo se fue autorizando que ciertas actividades comenzaran a realizarse, entre ellos la apertura de los locales gastronómicos con un aforo del 50 por ciento, el cual apaciguaba un poco la situación.

Muchos locales no pudieron resistir el golpe duro y tuvieron que cerrar sus puertas mientras que otros, con mucho sacrificio, lograron mantenerse a flote y con ellos a decenas de empleados a su cargo.

Una de las gestiones que la Asociación realizó y que fue llevado a cabo, fue la utilización de la calle San Lorenzo en Costanera, para agrandar el espacio de servicio y poder así sumar el otro 50 por ciento del aforo al aire libre.

Esta iniciativa dio frutos en la creación de un polo gastronómico que no solo benefició a los prestadores privados, sino que impregnó de belleza y luz a una costanera que tanto el local como el turista hoy disfruta.

Pero esta solicitud fue más allá de la costanera, muchos prestadores gastronómicos ubicados en otras zonas de la ciudad fueron beneficiados con esta gestión que permitió extender el espacio público para uso del servicio.

Con el proyecto en mente de un turismo 365, en el cual se viene trabajando para romper con la estacionalidad que caracteriza a nuestra ciudad, la Asociación continúa gestionando distintas solicitudes que permitan el crecimiento de una ciudad turística.

Es por ello que se le venía requiriendo al Estado municipal la actualización de la ordenanza sobre el uso de los corralitos; es importante agilizar los trámites de autorización y que quede establecido por ordenanza el uso del corralito durante todo el año.

Hay que tener en cuenta que por cada metro cuadrado que un privado invierte da pie a la necesidad de contratar más personal, el cual otorga oportunidades de empleo. Por otro lado, el permitir a los pequeños locales que puedan hacer uso del espacio público para extender su servicio y que estos pocos metros no tengan costos incentivan al privado a invertir y, tal vez, con el tiempo poder crecer, necesitar empleados y generar, así, más empleo.

Hay que considerar que los beneficios que el Estado otorgará a los prestadores en cuanto al pago de las tasas por el uso de los corralitos durante los primeros años, cuyo esquema de bonificaciones abarca el 100 por ciento en 2022, el 75 por ciento en 2023 y 50 por ciento en 2024, es considerado como un incentivo y apoyo al sector turístico después de haber sido afectado drásticamente por la pandemia.

Con esto muestra la reactivación de un sector que refleja el crecimiento de empleo.
Espacio Comercial
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]