La continuidad del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) que el gobierno nacional instrumentó y abonó ya en dos meses desde el inicio del aislamiento social, como ayuda económica para los sectores más vulnerables, no está confirmada aún en la provincia. El viernes, el presidente Alberto Fernández dijo que el beneficio, el próximo mes, tendría continuidad sólo en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y Chaco, jurisdicciones donde continúan estrictas cuarentenas y se registran importantes brotes de Covid-19.

Entre Ríos, como gran parte del interior del país, superó el aislamiento y se encuentra en la fase de Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio, pese a la situación que se vive en Paraná, y también en Santa Ana (Departamento Federación).

En ese sentido, si el criterio es la existencia del aislamiento y zonas más afectadas por la pandemia, quedaría fuera de ese beneficio que en estos meses llegó al 20% de la población entrerriana.

De acuerdo con datos oficiales a los que accedió UNO, pertenecientes a la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación y de la Anses, durante abril se abonaron 274.436 ayudas IFE en Entre Ríos, mientras que para el segundo pago se sumaron otros 5.400 beneficiarios.

El IFE es una asistencia de 10.000 pesos para monotributistas sociales, monotributistas categorías A y B, trabajadores informales y trabajadoras de casas particulares.

Cada mes inyectó 2.800 millones de pesos que se volcaron directamente al consumo en el mercado local. A nivel nacional, el Estado llegó a casi 9 millones de personas, con un aporte total de 88.390,4 millones de pesos.

El IFE es un importante aporte para un amplio sector de la población que ha sufrido el impacto del parate de la actividad económica por la pandemia, pero también es una significativa contribución para los comercios y pymes, porque son recursos que se vuelcan directamente a compras. Por eso se lo ha considerado como un motor de la economía de proximidad.
Definiciones
El cronograma del segundo del bono concluirá esta semana. Mientras tanto, el tercer pago aún es una incógnita.

Tras el anuncio de Fernández, la directora de la Anses, Fernanda Raverta, acotó que el tercer pago del IFE tendrá en cuenta la pobreza y el nivel de contagios

“Estará referenciado en, por lo menos, tres indicadores: una cuestión de precariedad habitacional, otra de línea de pobreza e indigencia, y, finalmente, una cuestión de cantidad de contagios y en la necesidad de cumplir el aislamiento”.

La funcionaria explicó que “hay que cruzar esas tres cuestiones, que son pilares fundamentales para pensar este tercer cronograma del IFE”, y aclaró que, en principio se mantendrá el monto de 10.000 pesos, “pero en función de las regiones y la cantidad de contagios por lugar”.

Tras señalar que actualmente el universo de personas que reciben el IFE llega a los 9 millones de habitantes, Raverta recordó que entre mañana y el martes se terminará de pagar el segundo IFE, y que la Anses se encuentra en la tarea de completar la bancarización de todos los beneficiarios, ya que hasta el momento faltan encuadrarse en esa situación unas 4 millones de personas.

“Con mucha seriedad y por medio de mensajes de texto, mails, y demás, les pedimos que saquen su turno en los bancos, no solo para retirar los 10.000 pesos, sino para dejar su firma para obtener un CBU”, explicó la titular de la Anses.
Un ingreso universal fijo
Respecto de la posibilidad de instaurar en el país un ingreso universal fijo, la funcionaria sostuvo que “es una idea que se viene planteando en un marco de reflexión, como una responsabilidad del Estado con quienes no tienen hoy la posibilidad de estar incorporados al mercado formal de trabajo”.

En esa línea, contó que “esa idea está sobre la mesa, pero que tiene que ver con una discusión mundial sobre el ingreso mínimo garantizado”, y aclaró que es un debate que no se da “solamente en el Gobierno, sino en organizaciones sociales, en las iglesias, en los sindicatos, y que de a poquito va tomando forma con las distintas iniciativas”.

No obstante, expresó que “claramente es un tiempo de reflexión, no de ejecución ni de toma de decisiones aún” sobre el ingreso universal, porque, acotó: “Apenas estamos atravesando una cuarentena, y creo que es un tema para la pospandemia”.
Ayuda del Estado al sector privado
A través del programa de Asistencia para el Trabajo y la Producción (ATP), el Estado fijó una reducción del pago de aportes patronales y una asignación compensatoria del salario (del 50% o más) para los trabajadores en relación de dependencia del sector privado. En Entre Ríos alcanzó a 41.295 empleados -de 6.295 empresas, más del 96% son pymes-, y un aporte de 846 millones de pesos.

Sobre los créditos a tasa 0 (hasta 150.000 pesos), para contribuyentes monotributistas y autónomos, se asignaron en la provincia 12.108, por un monto total de 1.474 millones de pesos. En el país benefició a 500.000 personas, según la estadística a la que accedió UNO.
Sociedad
Suscribirse a nuestro newsletter
Y manténgase siempre bien informado.

¡Suscripción exitosa!

Gracias por elegirnos para informarte.

Lo sentimos, se ha producido un error inesperado

Por favor intente nuevamente

¿Qué opinas? Dejanos tu comentario sobre esta nota

Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

Comentarios ()

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas denunciar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]